ADVIERTEN QUE SUSPENSIÓN DE EXPORTACIONES DE CARNE AFECTA A LA GANADERÍA DE MISIONES

GENERAL

Así lo manifestó Darío Bruera, presidente de la Asociación Ganadera de Andresito. Además consideró que la provincia no posee poder de competencia suficiente para hacer frente al “excedente” de producto que quedará dentro del mercado interno.

El cierre de exportaciones de carne por 30 días, decidido por el Gobierno nacional, y el cese comercialización por 9 días dispuesto por la Mesa de Enlace, generaron un escenario de conflictividad con resolución incierta.

Dentro del complejo panorama, desde el sector ganadero de Misiones advirtieron que la producción local también se verá afectada, principalmente por la falta de competitividad para hacer frente a la acumulación del producto en el mercado interno.

Al respecto, el presidente de la Asociación Ganadera de Andresito, Darío Bruera explicó que “si bien no somos exportadores, nosotros vendemos carne al mercado interno, y cuando toda la carne que se exporta y es producida por otras provincias, se vuelque al mercado interno eso significará que van a estar compitiendo con nosotros”.

En el mismo sentido opinó que “esto afecta a los productores de Misiones, porque no tenemos capacidad de competir con ese excedente de carne que va a quedar en el mercado interno”.

Costos de producción

“Los productores misioneros tenemos costos de producción muy elevados”, recordó y agregó: “Además, no tenemos volumen de producción y nuestra calidad es inferior a la que se desarrolla en otras provincias altamente ganaderas”.

Por ello, remarcó: “Todos crecimos viendo carteles en las carnicerías de nuestros pueblos que decían carne de Entre Ríos, Santa Fe o Buenos Aires, porque realmente tienen carne de mejor calidad. Al tener condiciones geográficas mucho más favorables, tienen más capacidad de competir, y nosotros vamos a terminar desapareciendo como economía regional”.

Consultado sobre las complicaciones para desarrollar la actividad en la provincia, apuntó: “Tenemos condiciones diferentes a la Pampa húmeda, por ejemplo, nuestros costos son mucho más elevados, no vamos a poder competir con esa ganadería que es de excelencia, tienen otras superficies, condiciones climáticas y capacidad de industria”.

“Nosotros como misioneros tenemos superficies pequeñas, relieves no muy favorables, son muchas cosas adversas, y eso hace que no tengamos posibilidades competitivas”, expresó.

Baja rentabilidad

Por otro lado, Bruera comentó sobre la realidad actual que golpea a los ganaderos en Misiones que “en nuestra zona hay muchos productores que dejaron de producir, pero no es un problema solamente de ahora, esto viene de hace tiempo. También sucede que hay un buen pasar con la yerba mate, entonces la gente se va fijando más en otra actividad”.

Al mismo sentido, afirmó: “Hay que tener en cuenta que la ganadería es una actividad de baja rentabilidad. La carne para el público capaz vale mucho pero el retorno para el productor es muy bajo”.

Stock estancado

En relación a la cantidad de cabezas de ganado en la provincia, Bruera consideró que “cada vez estamos más lejos del autoabastecimiento. No hay un crecimiento del stock provincial. Está estancado hace tres o cuatro años, entre las 400.000 a 430.000 cabezas. No varía. Tuvo un crecimiento que duplicó las cabezas con el plan ganadero de 2005 y 2009, y desde ahí se estancó”.

“No sé cuál es el incentivo provincial, pero estando dentro del rubro no se ven políticas que estén incentivando a la ganadería. No vemos un plan ganadero provincial o un plan productivo para Misiones, en nada. Como misionero me siento muy defraudado. Tenemos cosas aisladas, pero no hay políticas completas”, cuestionó.

Para finalizar sostuvo que “el problema de la suba de la carne no es culpa del productor, es por las políticas económicas mal llevadas por este gobierno, es responsabilidad exclusiva de la inflación y la pérdida del poder adquisitivo que sufre la gente. El salario real de una persona en Argentina debe ser de lo más bajo”.

Total Page Visits: 32 - Today Page Visits: 1