LA DIVERSIFICACIÓN PRODUCTIVA SE ERIGE COMO UN DISTINTIVO CULTURAL EN MISIONES

GENERAL

Desde el Inta destacan que en la Tierra Colorada el clima es propicio para tener diferentes actividades agrícolas, aunque es esencial siempre tener una planificación.

Misiones es sinónimo de producción. La Tierra Colorada es sin dudas, un lugar propicio para la plantación  de todo tipo de cultivos, como también para la cría de animales, puesto que el clima también colabora con ello.

Por ese motivo, es común ver chacras con distintos tipos de siembras: la yerba y el té se entremezclan en un escenario único con frutas y hortalizas de estación. Al lado, seguro alguna gallina andará buscando alimento, y más alejados los chanchos y las vacas completarán el paisaje.

Si bien para los misioneros es una postal que se puede ver todos los días recorriendo los caminos en los diferentes parajes, en realidad es algo que pasa en pocas provincias agrícolas, pues la mayoría se dedica al monocultivo.

Diversificar una chacra tiene muchos beneficios, como mayor cantidad de productos para vender en el mercado y la posibilidad de contar con una alternativa en caso de que la actividad principal no funcione. Pero requiere más tiempo y dedicación. Conocer cada cultivo o especie animal por separado, saber los momentos y etapas, entre otras cosas. Sin embargo, sigue siendo una práctica cultural arraigada en la esencia y la historia de los colonos.

Cultura

“La diversificación en las chacras misioneras tiene que ver más con lo cultural, asociado a una cuestión económica, siendo que las unidades productivas tienden a ser chicas. Las condiciones ambientales predisponen a la posibilidad de hacer varios tipos de cultivos, pero así también tenemos varias regiones del país que también tienen condiciones para hacer más diversificadas la producción y no lo hacen”, explicó al respecto Octavio Ingaramo, director del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) Centro Regional Misiones.

En diálogo, resaltó que en Misiones se hacen cultivos más intensivos (como hortalizas, frutas, que tienen alta rentabilidad en poca superficie) que extensivos (como el maíz, soja, trigo, sorgo que requieren más espacios). Lo que viene ligado desde la época de la llegada de los inmigrantes, quienes buscaban diversificar la producción y tener más opciones en los espacios que habían sido cedidos para la plantación.

“Por eso en una chacra misionera, relativamente chica de 20, 25 hectáreas, uno puede encontrar tres, cuatro, cinco unidades productivas destinadas a la renta y es algo que te vas a Corrientes por ejemplo y ya no es así, ya cambia”, determinó.

Planificación

Ingaramo puntualizó en la importancia de planificar esta diversificación. Expresó que “la diversificación es una oportunidad y fortaleza del productor, pero que se puede volver una debilidad cuando no es planificada y ordenada”.

“Hay productores que tienen hasta diez actividades productivas distintas, como piscicultura, vacas, chanchos, pollos, maíz, yerba, huerta, hacen un montón de cosas pero ninguna bien, porque no le dedican el tiempo suficiente. Por eso hay que lograr cierto grado de especificación. Hay que tener en cuenta aquellas actividades que son más compatibles con otras, porque por ejemplo requieren más mano de obra en distintas épocas del año, entonces sí puede funcionar”, remarcó.

En ese sentido, aseguró que “si uno planifica ordenadamente, puede hacer que la diversificación sea una opción de mejora de ingresos y que no pase que por ejemplo tenés piscicultura, apicultura, frutales, llega la misma época de hacer las cosas y no sabés para dónde ir, quizás estás en la mejor época para sacar los pescados pero justo estabas cosechando la yerba y no pudiste, el pescado se pasa, empiezan a morir porque están muy grandes para el estanque, perdés y terminás –como dice el misionero-  pichado, queriendo vender la chacra”.

“Por eso el colono tiene que elegir los rubros productivos en los que se sienta cómodo, y en base a la capacidad de mano de obra que tiene, la capacidad de inversión y de espacio, planificar.  También hay que tener en cuenta la importancia del acompañamiento técnico, el productor tiene que acercarse al Inta, al Ministerio del Agro, hay muchas capacitaciones online, y la provincia de Misiones ha hecho un gran esfuerzo en estos quince años para mejorar la conectividad de los pueblos por lo que los colonos van teniendo acceso”, dijo.

Por último, manifestó: “Tanto el Inta como el Ministerio del Agro son organismos que tienen capacidades técnicas para darle una mano al productor, para que se planifique la diversificación, para que sea realmente una fortaleza para la chacra misionera”. 

Total Page Visits: 39 - Today Page Visits: 1