Encontraron con un tiro en la cabeza a un prestamista: “Si no vuelvo en 40 minutos, preocupate”

POLICIALES

En la mañana de este miércoles, efectivos de la Policía Bonaerense encontraron el cuerpo de un prestamista con un disparo en la cabeza en un descampado en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, partido de La Matanza. Por estas horas se sospecha de que se trató de un homicidio: antes de morir, el hombre habría ido a cobrar un dinero que le debían, según informaron las fuentes del caso.

El hallazgo del cuerpo de Eduardo José Sánchez, apodado Kika, ocurrió en un terreno baldío ubicado en el cruce de las calles Ciudadela y Juan A. Gelly. Allí, yacía el cadáver de Sánchez, oriundo de la localidad de González Catán, padre de dos hijos, con un último empleo formal registrado en un frigorífico, rodeado de vegetación y maleza, con un tiro de entrada en la parte posterior de la cabeza.

Según informaron fuentes del caso, Sánchez ayer regresó a su casa cerca de las 19 después de jugar un partido de fútbol. En ese momento, le dijo a su pareja que tenía que ir a cobrarle un préstamo a un “amigo” en la zona de Gregorio Laferrere. “Si no vuelvo en 40 minutos, preocupate”, le habría dicho el prestamista a su mujer antes de salir.

Luego, se subió a su Citroën Berlingo blanca y partió en dirección al encuentro. Después, no se supo más nada de él hasta pocas horas más tarde, cuando efectivos de la Policía encontraron el cuerpo de Sánchez con un disparo en la cabeza, luego de que su pareja denunciara que no había regresado. Por su parte, la camioneta fue encontrado incinerada a pocos cuadras del lugar donde fue hallado del cadáver. De acuerdo a los investigadores, Sánchez fue a buscar más 200 mil pesos que este supuesto amigo le debía.

El caso quedó en manos del fiscal Gastón Duplaá, a cargo de la UFI Temática Homicidios de La Matanza, quien comenzó a reconstruir las últimas horas con vida de Sánchez e intenta recabar toda la información para determinar qué fue lo que ocurrió. El hecho quedó calificado como homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Según indicaron los investigadores a este medio, ya se tiene identificado al supuesto amigo al que le habría ido a cobrar el préstamo. De acuerdo a los investigadores, el hombre no está en su domicilio y su familia desde anoche que también lo busca. Incluso, según indicaron, la propia familia del hombre realizó una denuncia a la Policía por averiguación de paradero.

El supuesto amigo pasó a tener un rol central en la investigación que lleva a cabo el fiscal Duplaá: según las hipótesis que manejan los investigadores por estas horas, el hombre podría ser el principal sospechoso y escapó porque está involucrado en el crimen o se asustó por el dinero que debía y huyó.

Con respecto a Sánchez, su cadáver fue enviado a la morgue para realizarle la autopsia correspondiente. Los resultados de ese estudio se esperan para los próximos días. “Tenía un disparo en el cabeza que le ingresó por atrás. La hipótesis más fuerte es que lo ejecutaron”, indicaron los investigadores.

Las mismas fuentes relataron: “Es muy común en La Matanza que haya gente que preste plata para que sea devuelto en un mes, una semana y hasta en un día. Se cobra un fuerte interés y así los prestamistas generan una rueda de ingresos constante. Cada vez hay más y en tiempo de crisis económica, son muy requeridos”.

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1