Prefectura Naval incautó casi media tonelada de marihuana que pretendía ser ingresada por la zona costera de Puerto Rico.

El procedimiento se realizó luego de una investigación que permitió a los federales saber que un cargamento de la droga iba a ser trasladado por un sector cercano al kilómetro 1.721 del río Paraná.

Los efectivos se desplegaron en el lugar, acompañados por Rango, un perro detector de narcóticos, y hallaron abandonados 21 bultos en cuyo interior había 573 panes de marihuana con un peso cercano a los 500 kilos.

Intervino la Fiscalía Federal de Oberá, a cargo de Viviana Vallejos, Secretaría de Otto Kurtz, quien ordenó el secuestro del estupefaciente.

Total Page Visits: 83 - Today Page Visits: 1