Se trata de un exempleado de la Municipalidad obereña imputado por “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”. Está detenido hace cuatro años. Las víctimas son sus hijastras.

Un hombre de 53 años afronta la última instancia del debate oral al que lo someten desde hace un par de días en Oberá, precisamente en el Tribunal Penal 1. Está imputado de “abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo” y desde el 28 de febrero de 2017 está detenido cuando una de sus hijastras lo denunció.

Esta mañana se conocerán los alegatos y sentencia que surja de la decisión que tomen los jueces Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Miguel Orlando Moreira, quienes componen el tribunal. La jornada comienza a las 8.30.

El miércoles se llevó a cabo la última ronda de testimoniales y tras la misma, el acusado insistió por su inocencia como lo había hecho desde la etapa de instrucción.

Familiares de las jóvenes que denunciaron los abusos hace unos años, hoy mayores de edad pero al momento de los hechos eran menores, no dejaron bien parado al acusado que hoy conocerá la resolución del debate de no mediar inconvenientes.

Según el expediente, los abusos fueron en el marco de tocamientos pero al principio y después pasaron a ser con acceso carnal y de acuerdo al relato de las víctimas, en reiterados hechos.

Según los datos que se recolectaron durante la etapa de instrucción, realizada en el Juzgado de Instrucción 2 de Oberá a cargo del magistrado Horacio Heriberto Alarcón, los abusos ocurrieron presuntamente cuando las niñas, hijastras del acusado, tenían 7 y 12 años y sucedieron en distintos domicilios donde convivieron.

En 2017, la mayor de ellas supo que su hermana era abusada y eso le revivió de alguna manera los tormentos padecidos en su niñez. Por esa circunstancia, ella se había retirado del hogar familiar al cumplir la mayoría de edad. Pese a que ya no convivía más con su padrastro y la relación con su madre aparentemente estaba quebrada, la situación de su hermana menor (16) en ese momento, le impulsó a denunciar también a que ella fue abusada durante muchos años.

Entonces, además de denunciar los vejámenes contra su hermana quien en una visita a la casa en donde vivía le confesó lo que sucedía, hizo su propia denuncia y desde ese momento el acusado, quien aún era pareja de su madre, fue detenido.

Justamente la madre de las jóvenes, declaró durante el debate que descreía el relato de sus propias hijas, apostando de alguna manera por la inocencia del acusado. Similar a la declaración de la progenitora de las víctimas, fue la del abuelo materno, pero otros familiares expusieron situaciones que comprometerían al imputado.

Finalmente hoy en el tribunal ubicado sobre calle Maipú al 270 de Oberá, se sabrá si el hombre continuará detenido o será absuelto.

Total Page Visits: 43 - Today Page Visits: 1