Tedros Adhanom Ghebreyesus afirmó que la nueva variante parecería tener una tasa más alta de reinfección que sus predecesoras

Ómicron parece tener una tasa de reinfección más alta pero provocar síntomas más leves, afirmó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS), en tanto Pfizer y BioNTech aseguraron que su vacuna contra el covid-19 es «eficaz» contra esa variante al cabo de tres dosis.

«Los datos preliminares de Sudáfrica sugieren un mayor riesgo de reinfección por ómicron, pero se necesitan más datos para sacar conclusiones más firmes», declaró prudentemente Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un encuentro con la prensa en Ginebra.

«También hay indicios que sugieren que ómicron provoca síntomas menos graves que delta [la variante más extendida en la actualidad], pero aún es demasiado pronto para estar seguros», añadió.

Los laboratorios Pfizer y BioNTech, por su parte, insistieron en la eficacia de su vacuna actual contra la variante ómicron.

Esos anuncios fueron precedidos por los de científicos de alto rango de la OMS y de la Casa Blanca, que apuntan que las vacunas anticovid existentes a priori siguen siendo pertinentes contra la ómicron, cuyo descubrimiento reciente en Sudáfrica generó una ola de pánico.

La viróloga estadounidense Angela Rasmussen consideró que los primeros datos publicados por Pfizer y otros estudios independientes son «por lo menos, alentadores». «Una tercera dosis reducirá el riesgo de infección en personas vacunadas», declaró a la AFP.

Aún así, pidió prudencia, destacando que los niveles de anticuerpos -lo único que de momento se ha medido- no constituyen la única manera de hacer frente a la enfermedad.

Los primeros resultados, muy parciales, de un estudio no despertaron tanto optimismo.

Según el Africa Health Research Institute (AHRI), un organismo sudafricano que patrocinó uno de los primeros estudios sobre la resistencia de ómicron a las vacunas, esta variante «escapa en parte a la inmunidad que otorga la vacuna Pfizer».

Michael Ryan, responsable de emergencias en la OMS, subrayó que los estudios de esa variante son todavía incipientes.

Ómicron fue detectada el 24 de noviembre por las autoridades sudafricanas y, desde entonces, su presencia se ha confirmado ya en decenas de países.

«El patrón general que estamos viendo hasta ahora no muestra un aumento de la gravedad. De hecho, en algunos lugares del sur de África se están registrando síntomas más leves», dijo el médico, en línea con lo que había declarado un poco antes a la AFP Anthony Fauci, consejero de la Casa Blanca en este ámbito.

No obstante, ómicron es «claramente muy transmisible», probablemente más que la delta, dijo Fauci.

Pfizer y BioNTech advirtieron que «probablemente no queda suficientemente neutralizada (la nueva variante) después de dos dosis».

Pero «la vacuna sigue siendo eficaz contra el coronavirus, incluyendo la variante ómicron si se han administrado tres dosis», señalaron, basándose en unos estudios no publicados.

Con todo, ambos laboratorios indicaron que continuarían trabajando en la «preparación de una vacuna específica» contra ómicron, con la esperanza de que «esté disponible para marzo, si se necesitara una adaptación».

En cualquier caso, la vacunación obligatoria no es aceptable bajo ningún concepto, advirtió el miércoles la Alta Comisaria de la ONU para los Derechos Humanos.

«Bajo ninguna circunstancia, la gente tiene que ser vacunada a la fuerza, aunque si una persona se niega a cumplir con la obligación de vacunarse puede tener consecuencias legales, como por ejemplo una multa apropiada», declaró Michelle Bachelet en un mensaje de video.

Total Page Visits: 59 - Today Page Visits: 1