El incidente se originó cuando un teléfono celular estalló en pleno vuelo de un avión de Aerolíneas Argentinas que despegó Aeroparque a Esquel. Intervino personal de bomberos y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Se vivieron momentos de pánico en el aire, cuando la explosión de un celular obligó a un avión de Aerolíneas Argentinas a realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto de Ezeiza. El dramático hecho ocurrió minutos después del despegue de un vuelo con destino a la ciudad de Esquel, en Chubut.

El incidente, provocado por la inesperada explosión de un teléfono celular, generó fuego y humo dentro del avión de Aerolíneas Argentinas, que había partido desde Aeroparque con destino a Esquel.

El vuelo AR 1666 fue desviado de su ruta original, con destino final la provincia de Chubut. El evento se originó luego de que la batería recargable del celular de uno de los pasajeros estallara, y comenzara a prenderse fuego.

Rápidamente intentaron sofocar el fuego con un matafuegos de seguridad, pero al no lograr extinguir las llamas, tuvieron que ponerlo dentro de un balde con hielo. El pasajero dueño del dispositivo tuvo que recibir atención médica por las quemaduras ocasionadas en una de sus manos.

El tenso momento causó miedo en todos los pasajeros y se puso en marcha el protocolo de seguridad, por lo que el avión fue desviado de su curso original y debió aterrizar en Ezeiza ante la emergencia.

Una vez en el Aeropuerto internacional, intervino personal de bomberos y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Tras verificar la situación, luego de una hora y media, el avión retomó el viaje con rumbo a Esquel.

Total Page Visits: 41 - Today Page Visits: 1