Un grupo de mandatarios llevó a cabo ayer una serie de reuniones con el objetivo de lograr un nuevo consenso fiscal que asegure los recursos que se reparten a las provincias

La falta de una ley de presupuesto nacional para el 2022 sigue generando preocupación en los gobernadores e intendentes de todo el país porque no hay certeza sobre los fondos federales que recibirán esas jurisdicciones.

Por ese motivo, ayer llegó a Buenos Aires un grupo de 16 gobernadores que participaron de una serie de reuniones que continuarán el próximo viernes para llegar al lunes 27 de diciembre con la firma de un nuevo consenso fiscal que asegure los recursos que se reparten entre la Nación y las provincias.

Ayer al mediodía el presidente Alberto Fernandez recibió en la quinta de Olivos a los 13 gobernadores a quienes les aseguró que no se frenarán las obras públicas previstas en el interior del país y que desde la Casa Rosada se está redactando el borrador de un acuerdo federal que se firmará el lunes próximo para organizar la relación fiscal entre la Nación y las provincias.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, confirmó que tiene previsto viajar a Buenos Aires el lunes 27 para la firma del nuevo consenso fiscal que suscribirán las provincias con la Nación para reorganizar la distribución de recursos federales en todo el país.

Al encuentro de ayer en la quinta presidencial de Olivos asistieron los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Osvaldo Jaldo (Tucumán). Se trata de los trece gobernadores que el gobierno considera oficialistas.

Paralelamente ayer también hubo otra cumbre de mandatarios provinciales, pero en este caso de los que se encuentran en la vereda de la oposición política.

Se trata de los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes), que se reunieron con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, y le reclamaron al gobierno nacional “un proyecto de presupuesto realista que pueda ser analizado y discutido por todo el arco político” y que tenga “pautas macroeconómicas creíbles que no discrimine a las provincias ni en inversión ni en obra pública”.

Con esta previa de reuniones de gobernadores oficialistas y opositores por separado se empezaron a delinear algunas cuestiones que formarán parte del consenso fiscal que se espera firmar el lunes próximo entre todas las provincias y el estado nacional.

Hay gran hermetismo sobre el contenido de ese nuevo acuerdo fiscal, que desde hoy todas las jurisdicciones están analizando con lupa cada uno de sus artículos para saber si sus territorios ganan o pierden recursos. Se comenzarán a hacer todas las correcciones para sumar a la mayoría de jurisdicciones. Y los que estén de acuerdo asistirán el lunes próximo a la firma de este nuevo contrato federal.

Toda esta movilización de gobernadores es consecuencia directa de lo que ocurrió el viernes pasado en la Cámara de Diputados de la Nación. Allí quedó sepultada la posibilidad de aprobar antes de que termine el año, la ley de presupuesto nacional para 2022 que ya pisa los talones.

Por ese motivo, los mandatarios provinciales comenzaron a advertir el problema financiero que puede afectar sus jurisdicciones si no se asegura a través de un presupuesto el envío de recursos para servicios esenciales, la realización de obras públicas y una serie de políticas como la creación de zonas francas que se esperaba para la provincia de Misiones.


La palabra de los gobernadores

“El pueblo misionero tiene que saber el esfuerzo de la renovación y de sus representantes en el Congreso, que consiguieron reponer la Zona Aduanera Especial en el Presupuesto, una herramienta de crecimiento económico que hubiera dado muchos beneficios a los misioneros sumando a un plan de obras. Lamentamos la actitud mezquina de los diputados de Juntos por el Cambio, que votaron en contra de lo que prometieron defender” escribió en sus redes sociales el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad. 

Por su parte, el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, dijo que “si alguien se perjudicó con la no sanción del presupuesto fuimos los gobernadores y las provincias por la oposición

que en campaña dijo que defenderán los intereses de sus provincias y después hicieron otra cosa”.

“El presidente dijo que iba a hacer lo posible, que iba a ayudar presupuestariamente a cada provincia”, destacó el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela.

Total Page Visits: 33 - Today Page Visits: 1