El ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, entró en la polémica instalada entre el gobierno de Oscar Herrera Ahuad y los diputados nacionales de Juntos por el Cambio (JxC) Misiones, contestando la cuestión de privilegio planteada por el radical Martín Arjol ayer, en la previa al debate sobre la Ley de Bienes Personales en el Congreso.

Safrán calificó de “mímica” la intervención de Arjol, donde renovó sus acusaciones por “intimidación” y “amenazas” contra Herrera Ahuad, y lo presentó como un “capanga”, a quien responsabilizó de lo que pueda pasarle a él o a su familia.

“Los calificativos vertidos por el diputado Arjol en el parlamento revisten de una gravedad institucional que no se puede pasar por alto: no solamente por la enorme falta de respeto hacia Herrera Ahuad sino por la estrategia baja de hacer pasar un debate político público como ´escrache’ o ‘amenaza’”, escribió Safrán en un hilo de Twitter con el que se colgó a la controversia que viene subiendo de tono desde el lunes.

“Esa versión solamente existe en la cabeza de aquellos que utilizaron esta situación para difamar y diluir con exageraciones su responsabilidad como partícipes de una maniobra política que dejó al país sin Presupuesto y a #Misiones sin los recursos e instrumentos que necesita”, expresó el funcionario.

Según Safrán, los diputados de JXC Misiones “sobreactúan” las acusaciones contra el gobernador misionero, en un intento por “correr el eje de la discusión política y licuar su responsabilidad en la pérdida de recursos” para la provincia, que figuraban en el proyecto de Presupuesto caído.

En su hilo de tuits, el funcionario provincial dijo que JxC se montó sobre la controversia con Herrera Ahuad cuando este desmintió a Arjol, su versión de que ningún funcionario del gobierno de Misiones lo había contactado para informarle de lo negociado para la provincia, a cambio del apoyo al Presupuesto.

“Nos hubiera encantado que desde el oficialismo provincial nos hubieran hecho partícipes de las negociaciones por Misiones. Nadie se acercó a dialogar en ningún momento”, recordó Safrán lo posteado por Arjol en sus redes sociales tras la votación en Diputados, abriendo el paraguas para un diluvio que, evidentemente, ya veía venir.

“Frente a esta flagrante mentira, que buscaba deslindar la responsabilidad de los diputados misioneros de JxC que horas atrás habían votado en contra de un presupuesto que contemplaba importantes beneficios para #Misiones (incluida la Zona Aduanera Especial), el gob herrerayflia…,explicó de forma tajante que él mismo, ciertamente, se había puesto en contacto con el diputado Arjol para interiorizarlo en los reclamos de Misiones que estaban siendo incluidos en el presupuesto del año próximo, a lo que el diputado Arjol respondió que iba a conversar con Mario Negri (su jefe político, Diputado por Córdoba) para acompañar”, explicó el ministro de Hacienda.

Safrán argumentó que el polémico tuit de Herrera Ahuad con la captura de pantalla de su conversación con Arjol sin tener en cuenta que contenía el número de teléfono del diputado radical y una fotografía de su familia, fue “con el objetivo de respaldar con pruebas fehacientes la verdadera versión de los hechos”, y para nada intencional.

Privilegio

En la previa del debate de la Ley de Bienes Personales, Arjol decidió hacer de las denuncias de su espacio contra Herrera Ahuad una cuestión parlamentaria.

Mediante una cuestión de privilegio, recurso de que gozan por mandato constitucional los señores senadores y diputados nacionales en prerrogativas como la inmunidad por opiniones o expresiones públicas, los fueros y las dietas, Arjol ofreció su versión de los hechos que escalaron en abierto enfrentamiento.

“La última votación nos llevó a cada una de nuestras provincias a innumerables discusiones, debates que enriquecen la política; pero siempre los debates son desde las ideas, de lo que queremos construir, lo que queremos para la Argentina, nunca desde las cuestiones personales”, señaló Arjol, luego de que el presidente de la Cámara, Sergio Massa, le cediera la palabra.

“El gobernador de mi provincia en un tuit puso mi número de teléfono y la foto de mi familia”, agregó, y presentando el posteo de Herrera Ahuad como un mensaje mafioso, lanzó: “Por eso, hago responsable al gobernador por cualquier cosa que me pueda pasar y lo que pueda pasar a mi familia”.

Seguidamente, el legislador radical ubicó al gobernador misionero entre “los que se creen capangas, que pueden mandar, y que pueden hacer lo que quieran con nuestra vida…”.

Eso estaba diciendo cuando Massa lo interrumpió para preguntarle si podía dar brevemente la palabra a la diputada Camaño, quien criticó lo que llamó “maratón de cuestiones de privilegio” y pidió que posterior a la intervención del radical se leyera lo relacionado al tema en el Reglamento de la Cámara.

Lo pedido por Camaño finalmente no prosperó, y la cuestión de privilegio de Arjol pasó a Comisión de Asuntos Constitucionales.

Total Page Visits: 22 - Today Page Visits: 1