Lo advirtió Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines. Añadió, además, que la situación en el sector Foresto Industrial no es grave pero podría tornarse complicada en los meses siguientes.

Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA), declaró que la falta de combustibles es real pero que principalmente se da en cuanto a las naftas y con el gasoil. Remarcó también que las características de la época del año en relación al consumo de combustibles, son un factor a tener en cuenta: “En esta época de vacaciones del personal entonces es un momento donde no hay mucho consumo para logística”, expresó. escasez de combustible

Si bien reconoció que hay situaciones donde al sector le cuesta abastecerse de combustible, contó que el panorama aún no es grave: “No es que hay un flete que no sale o que existe un desabastecimiento”.

Queiroz expuso la situación respecto de la falta de nafta en Eldorado, ciudad donde reside: “Hay vehículos que no están transitando porque no hay combustible, se le carga a mucha gente que viene de otros países”. Respecto a esto expuso que se debe a las consecuencias de lo que ocurre en Puerto Iguazú. “Estamos recibiendo las consecuencias de todo lo que está pasando en Iguazú, porque aunque no crean, mucha gente está cargando combustible acá (unos 100 kilómetros de distancia), gente que va hasta Wanda, Puerto Esperanza y lamentablemente tienen que venir hasta acá”, comentó.

Resaltando las principales cuestiones que profundizan esta situación mencionó a los subsidios estatales que contienen los precios y la diferencia cambiaria con los países fronterizos. En sintonía, alegó que es una situación característica de una ciudad de frontera “los argentinos lo hemos hecho, consumir determinados productos cuando la diferencia de cambio convenía y ahora hay que bancarse que sea al revés”, expresó.

Asimismo expresó que se trata de un problema muy grave: “Es una provincia con muchas fronteras y se soluciona con muchísimo más control para evitar el ingreso de mercadería de contrabando, y también que seamos todos responsables”.

Se mostró preocupado por la situación respecto del comercio ilegal de productos y aseguró que “el tema del contrabando nos preocupa y nos ocupa a todos los empresarios porque lo sufrimos”.

La situación en el mercado de la foresto industria

Queiroz se refirió a la situación que atraviesa el sector respecto de las exportaciones y contó: “Tenemos la vara muy alta con lo que fue el final del año 2020 en lo que es exportación de madera, porque el segundo semestre del año pasado fue récord, que creo que hace más de veinte años que no pasaba en el sector”.Actualmente, ante la inflación, la devaluación del peso argentino y el aumento de la divisa del dólar, el mercado maderero volvió a caerse respecto de lo ocurrido el año anterior: “Hoy estamos muy por debajo de los números del año pasado porque se acomodaron los precios internacionales”, sostuvo el empresario.

Ante este contexto de pérdida de competitividad en el mercado internacional, el mercado interno se volvió más agresivo “el mercado interno está en comprador, está consumiendo, pero hay mucha oferta y eso genera bajo precio y condiciones inestables de pago”.
En relación a esto se refirió al próximo año y agregó: “Creemos que se va acomodar un poco la situación y no va a haber tanta exportación, siempre y cuando no exista una devaluación fuerte que convenga a los exportadores”.

Por último, respecto de sus empresas contó que planifican una inversión que les permitirá aumentar su producción. “Vamos hacer una inversión este año, para un secadero nuevo y una lijadora”, comentó. Asimismo, confió en que esta inversión también favorecerá al crecimiento de su personal de trabajo: “Vamos a incorporar cuarenta o cincuenta personas más para el año que viene, por lo que esperamos para el mes de marzo, abril vamos a llegar a cerca de las trescientas personas ocupadas porque en la planta”.

Total Page Visits: 51 - Today Page Visits: 1