El referente del gremio de estacioneros en Misiones, Gerónimo Sanabria, se refirió al incendio de un auto en una estación de servicios de Iguazú, que «pudo ser catastrófica».

A raíz del incendio de un auto, que tenía el tanque adulterado presumiblemente para el contrabando de combustible, en una estación de servicios de Puerto Iguazú, trabajadores del sector reclaman más control y responsabilidad.

El secretario general en Misiones del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (SOESGyPE), Gerónimo Sanabria, confió este martes que “es una situación preocupante y hay que deslindar responsabilidades, ver la responsabilidad empresaria, por cuanto yo creo que el trabajador no lo hace por cuenta propia, sino que carga combustible al que le pide y de acuerdo a como le dicen. Hace falta mas controles”, remarcó.

Recordó que puntualmente “en Iguazú no hace mucho los concejales sacaron una ordenanza específica donde se prohíbe expender el combustible en bidones o en tanques y que el Municipio va a ser la autoridad de aplicación junto con la Policía y que se iban a cobrar multa a los empresarios que infrinjan esta normativa, pero sucedió exactamente lo contrario”.

Respecto al episodio ocurrido el lunes por la noche en una estación de servicio de Puerto Iguazú ubicada sobre ruta nacional 12, a pocos metros del Centro de Frontera, donde ardió un Fiat con patente argentina y con un tanque con doble fondo aparentemente destinado a la posterior reventa del combustible, Sanabria planteó que “gracias a que los trabajadores tienen bien internalizado el protocolo de seguridad en la estación de servicio es que no ha pasado a mayores, porque pudieron sofocar rápidamente las llamas antes de que explote y se provoque, por ejemplo, una explosión en cadena, que podría ser catastrófica“.

Además, está latente la posibilidad de que sigan produciéndose situaciones similares debido a la demanda de combustible que hay actualmente y las altas temperaturas que estamos viviendo en Misiones, que hacen muy peligroso cargar en bidones que no están homologados por la Secretaría de Energía.

“Yo creo que ante la afluencia de gente de Paraguay de Brasil, se debería controlar que se cargue en situación pareja tanto al argentino como a ellos, que se prohíba la carga en bidones no homologados o en tanques adaptados, que haya un control estricto de las autoridades municipales y provinciales sobre el empresario, y que se multe a quien lo haga”, pidió el gremialista.

“Hay un bidón homologado, de hasta 20 litros como máximo, que es para alguna maquinaria agrícola o para auxilio. Son bidones que desde siempre hubo y que están autorizados, pero no se puede cargar en botellas de vidrio ni de plástico. Hay un montón de normativas que siempre hubo, lo que pasa es que, ante la actual demanda de combustible, por ahí algunos empresarios hacen la vista gorda y tratan de generar mayor ganancia, a costa de la seguridad propia, de los trabajadores y de los propios consumidores”.
Total Page Visits: 24 - Today Page Visits: 1