En su declaración en el Juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, confirmó que cuando recuperó la conciencia se despertó en un hotel alojamiento con uno de los abusadores sobre ella. Uno sigue prófugo.

El pasado 28 de diciembre, la policía tomó conocimiento de un caso de abuso sexual que fue denunciado por una joven de 19 años. Todo habría ocurrido a la salida de un boliche céntrico de Puerto Iguazú. Ya con la orden de detención vigente, a los pocos días uno de los sindicados por la víctima se presentó espontáneamente y quedó detenido, mientras que un segundo acusado permanece prófugo. Solamente se aguardaba la declaración testimonial de la joven ante la Justicia y finalmente, tras este paso procesal, la denuncia policial fue ratificada en su totalidad por la joven.

Su declaración en el Juzgado de Instrucción 3, confirmó las sospechas contra un joven de 25 años y su amigo de 19, con los cuales la joven se despertó en la habitación de un albergue transitorio.

Según pudo saber este Diario de fuentes consultadas, acerca del mayor de los dos, al cual aún buscan, la Comisaría de la Mujer de Puerto Iguazú mantiene contacto con sus pares de la Policía Bonaerense, puesto que manejan el dato acerca de dónde podría estar oculto, sin embargo no trascendió el nombre de la localidad para no entorpecer la investigación. Una vez ubicado procederán a su detención para luego trasladarlo a Puerto Iguazú para que declare en indagatoria ante el juez.

Le ofreció llevarla a la casa

En su denuncia, la víctima relató que el 27 de diciembre había salido con amigos a un bar ubicado sobre la avenida Perito Moreno de Puerto Iguazú. Alrededor de las 2, ocurrió una pelea entre sus amigos, hecho que le provocó un estado de ansiedad y desborde emocional. Todo su grupo se fue del lugar y en ese momento se acercó una joven a la cual conocía que se ofreció a quedarse con ella. En esos instantes llegó el hermano de su padrastro, quien se ofreció a llevarla hasta su casa, tal como lo había hecho otras veces.

Ella aceptó ir, pero también estaba con ellos un joven de 19 años. Los tres subieron a una motocicleta pero el de 25 años la invitó a ir primero a la casa de un amigo en el barrio Unión. Al llegar, el dueño estaba afuera, bebiendo cerveza. Ella le pidió para pasar al baño. Cuando salió se sumó a la ronda.

Hasta ese momento ella recordaba todo, luego se despertó en una cama con el hermano de su padrastro encima y abusando de ella. Notó que había un espejo en el techo. Le pidió que la dejara pero él no le hacía caso. Cuando lo consiguió ella comenzó a vestirse y vio al otro joven en la misma habitación. Estaba con la ropa puesta, pero no podía asegurar si él también la había abusado. El hermano de su padrastro le dijo a su amigo que no se preocupara, que estaba todo pago. La llevaron a la casa de su abuela. Ella le preguntó qué le había pasado. Estaba en shock y muy dolorida.

Así como hizo la denuncia en sede policial, también lo hizo en sus redes sociales. “Hasta que se haga justicia no pienso callar…violadores hijos de mil p…”, expresó. El de 19 años se entregó a los pocos días y tras negarse a declarar, fue imputado inicialmente por “abuso sexual con acceso carnal”.

Total Page Visits: 23 - Today Page Visits: 1