En distintos sectores de la comunidad hay mucha preocupación por el riesgo de una catástrofe y la posibilidad de que el origen del fuego haya sido intencional.

Continúa avanzando sin control el incendio forestal en la zona de colonia Carril, localidad de Aristóbulo del Valle y en consecuencia, destruyendo cientos de hectáreas de chacras y monte. Esta mañana fue creciendo en la misma medida que se conformaron las brigadas a intervenir: guardaparques, bomberos voluntarios, colonos y jóvenes.

En ese contexto el Comité de Cuenca Alegre/Cuñá Pirú pedía y acopiaba agua, hielo, frutas para los voluntarios que intervienen en la lucha contra el fuego.

En distintos sectores de la comunidad hay mucha preocupación por el riesgo de una catástrofe y la posibilidad de que el origen del fuego haya sido intencional.

Sobre eso el grupo ecologista Cuñá Pirú señaló en redes sociales: «Lamentable y reprochable la irresponsabilidad de quienes generan fuego en estas condiciones», y en ese punto «valoramos el servicio de bomberos y voluntarios».

Simultáneamente las ayudas llegaron desde diferentes lugares; en el parque provincial Salto Encantado los vecinos y guardaparques recibían los víveres y otros vecinos trasladaban al lugar del incendio.

«Estos incendios no comenzaron con botellas ni vidrios por efectos del sol. Tienen nombre y apellido los irresponsables. Basta de encubrimientos. Todos somos parte y dependemos de la selva, cuidémosla como nuestra propia casa. Respeto y solidaridad plena con bomberos, guardaparques vecinos que se suman a frenar el fuego», remarcaron desde el grupo ecologista.

Total Page Visits: 26 - Today Page Visits: 1