El bajo nivel del caudal en la perforación impide el normal bombeo por red. Desde la cooperativa prestataria solicitaron ayuda pero los camiones cisterna dejan el agua sólo en un domicilio particular.

Los días de calor extremo y la ausencia de lluvias continúan generando inconvenientes en distintos puntos de la provincia y el barrio El Porvenir II, del sur posadeño, no es la excepción porque allí la perforación existente mermó su caudal en las últimas semanas y la asistencia que reciben de distintos organismos “en lugar de pasar por la Cooperativa, que administra y posee la operatividad del sistema, va directamente a ciertos beneficiarios pero no a todos, generando conflictos innecesarios”, indicaron desde la entidad.

Para entender qué está pasando hay que recordar que la Cooperativa de Agua El Manantial Limitada, presidida por Iris Viera, tomó la conducción en un momento crítico de la misma, “en especial en el aspecto legal ante Personería Jurídica” y se fueron encontrando con “las trabas desde la Comisión Vecinal, las boletas de consumo de energía que hay que pagar por el uso de las bombas y que son 60 los usuarios que pagan los 100 pesos de cuota mensual sobre 700 registrados”.

En diálogo la titular de la Cooperativa contó el difícil momento que pasan, agravado por la omisión que entienden, padecen de las instituciones con las cuales firmaron actas de acuerdo de apoyo pero que hoy “nos saltean, nos dejan de lado” y provocan cruces con algunos vecinos, que reciben agua en camiones cisternas, mientras otros no obtienen ningún litro.

El jueves último hubo una reunión de vecinos “que nos enteramos tenían la intención de tomar la Cooperativa por la falta de agua, incluso apareció la policía a preguntar sobre el tema. A las 18 dijeron que venían autoridades municipales, consultamos vía mensaje con Luciana Scromeda, de Tierra y Agua de la comuna, pero no nos respondió. Lo cierto que esta funcionaria llegó junto a integrantes de la comisión vecinal y no nos hizo partícipes como Cooperativa, que somos quienes administramos esta difícil situación”, expresó Viera.

Viera se acercó, participó en la reunión y los vecinos la responsabilizaron de no estar largando agua a través de la red. “Cómo quieren que larguemos agua si no tenemos en la perforación. Lo cierto es que la presidenta de la comisión vecinal recibe en su domicilio todos los días el camión cisterna con agua cuando deberían descargar en la Cooperativa y que llegue a todos los vecinos”.

Por estatuto

“La Cooperativa de Agua debe administrar los camiones que mande la comuna y el Eprac con agua, hay todo un esquema de distribución por sectores para que llegue el agua en forma equitativa a todos”, indicó Viera.

Total Page Visits: 15 - Today Page Visits: 1