Hubo algunas voladuras de techo y caída de postes en las localidades de Panambí y Leandro N. Alem. En tanto, hubo precipitaciones en otras siete comunas de Misiones.

Llegaron ayer las ansiadas lluvias a algunas comunas de Misiones, después de un período importante sin precipitaciones que profundizaron la crisis hídrica, la sequía y la pérdida de ganado, así como de las plantaciones de los productores.

En horas de la tarde, un temporal con fuertes ráfagas de viento afectó una zona de la localidad de Panambí, provocando caída de postes que complicaron el suministro de energía eléctrica en la zona.

Generó daños principalmente a un sector en el kilómetro 4 de la localidad.

“El lugar donde más afectó fue en el kilómetro 4, al lado de la Escuela N° 355. Se ve que agarró una franja y voló el techo de la casa, afectando un poste de la línea 33 kv. Se rompió un poste de cemento y las chapas quedaron sobre el tendido eléctrico”, explicó a este medio Rosendo Fuchs, intendente de Panambí.

Según registros de la comuna aportados por el alcalde, fue el único lugar de la localidad damnificado por la tormenta, que duró pocos minutos.

También se registraron fuertes chaparrones con precipitación de granizo en Leandro N. Alem -con caída de ramas-, Bernardo de Irigoyen, San Vicente y Dos de Mayo.

Mientras, en Campo Viera, Santo Pipó, Jardín América y Puerto Libertad hubo abundante caída de lluvia, pero sin episodios de granizada ni actividad eléctrica.

Para Posadas, en tanto, llegarían recién hoy las precipitaciones, cada vez más anheladas luego de otra jornada de agobiante calor en la que se volvió a superar el récord de sensación térmica: a las 16 trepó hasta los 47,7°, con una temperatura máxima que alcanzó los 41,9°.

Dado la falta de agua, para que la situación de la provincia mejore y baje el riesgo de peligrosidad de incendios debería llover por lo menos 50 milímetros en todos los municipios.

En lo que respecta a cómo estará el tiempo en los próximos días, para hoy por la tarde, el calor, la humedad y la baja presión favorecerán la ocurrencia de lluvias y tormentas en las distintas zonas de la provincia.

Por la mañana las temperaturas continuarán elevadas y el cielo estará parcialmente nublado. La temperatura máxima estimada en la provincia será de 40º para Montecarlo con 45° de sensación térmica, la mínima sería de 21º en San Pedro con igual sensación térmica.

Mañana, el cielo estará parcialmente nublado, desde el mediodía se evidenciaría aumento de nubosidad y lluvias y tormentas en toda la provincia. Cambiarían los vientos al final de la tarde, pasando a soplar del sur. La temperatura máxima estimada será de 37º para Posadas con 43° de sensación térmica, la mínima sería de 22º para San Javier.

Durante el jueves, un frente frío comenzará a desplazarse sobre Misiones provocando áreas de lluvias y probables tormentas intensas, que dejarán acumulados de entre 20 y 40 milímetros de lluvia.

En tanto, la temperatura máxima no superará los 30° ese día. Este frente frío traerá varios días nubosos con probables lluvias y temperaturas máximas agradables y mínimas algo frescas.

Emergencia hídrica en Santo Pipó

Santo Pipó emitió la declaración de emergencia hídrica en una sesión extraordinaria que realizaron los ediles de la localidad. Se resolvió declarar la emergencia hídrica por el lapso de 60 días con la opción de extenderla según lo considere el Departamento Ejecutivo Provincial por el mismo período de tiempo.

En la resolución se establece que se prioriza el uso del líquido vital solamente para consumo humano, higiénico, sanitario y de Salud Pública de redes de agua del municipio. Además, se prohíbe el lavado de veredas y vehículos y la carga de piletas, pudiendo el Departamento Ejecutivo, establecer las prohibiciones de otras actividades o actos considerados no esenciales y que pudieran colocar en situación de riesgo lo que se estableció como prioritario.

Se decidió incluso que en caso de ser necesario se aplicarán multas que van de 1.000 a 50.000 pesos, conforme a la gravedad del hecho y la reincidencia. Lo recaudado será destinado al gasto del servicio de agua potable como consumo humano.

Persisten focos ígneos en toda la provincia


Bomberos apagan las llamas cercanas a una aldea mbya en Montecarlo.

Misiones está en rojo. Todo su territorio presenta riesgo extremo de incendios y las llamas se replican día a día, convirtiéndose en un trabajo agotador para los bomberos, que no tienen descanso desde el 24 de diciembre.

Aún continúan activas y son de gran preocupación las llamas que están consumiendo la vegetación en la zona del cerro Moreno, en cercanías del Parque Provincial Salto Encantado, así como en la colonia El Carril, de El Alcázar.

Bomberos voluntarios de Garuhapé señalaron que una dotación de trabajadores con unidad liviana se encontraban en el cerro Moreno y hasta ayer seguían trabajando con mochila y herramientas de mano, puesto que el acceso al lugar es muy limitado para vehículos.

Un hombre de 33 años, oriundo de Posadas, fue detenido el domingo por la noche en El Alcázar por provocar un incendio en una zona de malezas, siniestro que pudo ser frenado a tiempo.

Pasadas las 18.30, un empleado municipal que pasaba por el barrio Puerto advirtió a las autoridades de que se estaba iniciando un incendio. Mediante testimonios se pudo dar con el iniciador del siniestro, que fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de Puerto Rico.

Mientras, Bomberos Voluntarios de Montecarlo y la Brigada Forestal Ruta 12 en conjunto con colonos autoconvocados desde hace cuatro días están tratando de extinguir el fuego que avanza muy cerca de la comunidad mbya guaraní Guaviramí y del arroyo Anta, donde el fuego devora pastizales.

En tanto, desde el domingo por la mañana y hasta la madrugada de ayer, la situación fue desesperante en una zona de árboles y malezas frente al barrio Itaembé Guazú, de Posadas, por ruta 12 en el kilómetro 1236. Durante más de quince horas, dotaciones de Bomberos Voluntarios de Itaembé Miní, Candelaria y de la Policía de Misiones estuvieron haciéndole frente al gran foco ígneo.

Las llamas se iniciaron cerca de las 10 de la mañana del domingo y se extinguieron recién para las 2 de la madrugada de ayer. “Ese tipo de incendios se denomina de interfase por el peligro de propagación hacia las viviendas. Eso dificultó mucho el control del incendio. El viento que había complicó muchísimo el trabajo y hacía que los frentes del incendio cambiaran todo el tiempo y por eso la cantidad de horas de trabajo. Fueron más de 300 las hectáreas afectadas en el incendio”, sostuvo Pablo Alfonso, jefe del cuerpo activo de bomberos de Itaembé Miní, en diálogo.

Mientras, en Eldorado el incendio en un aserradero ubicado en barrio Oleaginosa consumió dos viviendas en su totalidad, mientras que de una tercera lograron salvar algunos elementos.

Total Page Visits: 8 - Today Page Visits: 1