La delegación de la Policía Federal brasileña en Paraíso, frente a San Pedro, hasta ayer no tenía la notificación para comenzar a operar.

Tras la decisión adoptada el último miércoles por el Gobierno argentino de habilitar otros cinco pasos fronterizos en Misiones con Brasil, a partir de mañana, comenzaron los operativos para dejar en condiciones las estructuras edilicias que estuvieron cerradas por casi dos años.

Las autoridades del Gobierno provincial recorrieron ayer los pasos que volverán a abrirse, aunque la duda se plantea en el puente conocido como Comandante Rosales (San Pedro-Paraíso) debido a que la delegación de la Policía Federal brasileña, a cargo del control migratorio, no recibió ningún instrumento legal para comenzar a funcionar.

La Nación fue quien autorizó el reinicio del cruce en otros cinco puntos de Misiones debido a que ya estaban habilitados Puerto Iguazú (con Foz do Iguaçu) y Posadas (con Encarnación), a los que se sumaron a la Decisión Administrativa anunciada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, San Javier, Alba Posse, El Soberbio, San Pedro y San Antonio.

Durante la víspera fue intenso el movimiento en todos los pasos que comenzarán a operar nuevamente. Los ministros de Gobierno, Marcelo Pérez y de Coordinación de Gabinete, Ricardo Wellbach supervisaron las actividades de puesta a punto para la reapertura, acompañados por el intendente, Matías Vilchez (San Javier) y Lucas Gerhardt (Alba Posse).

“La idea es que tanto para los que entran a la provincia como para aquellos que necesitan salir del país funcionen cumpliendo todos los protocolos necesarios. Además celebramos el hecho de la reapertura de los pasos, que significa nuevamente unir y fortalecer lazos de integración, en este caso con Brasil”, señaló Pérez.

En San Javier, los funcionarios se acercaron a verificar el estado edilicio donde el personal de Migraciones debe cumplir sus tareas de contralor y también dialogó con quienes tienen a su cargo el servicio de balsas a Porto Xavier (Río Grande Do Sul), con el propósito de brindar el apoyo necesario para que pueda concretarse la apertura sin contratiempos.

Dudas y gestiones

La apertura del paso fronterizo técnicamente denominado como Pepirí Guazú, popularmente conocido como Paso Rosales, que une San Pedro con Paraíso (Santa Catarina), despertó un gran interés en quienes quieren utilizarlo, en especial por los casi 100 kilómetros que se ahorran para llegar hasta São Miguel Do Oeste, si debieran hacerlo a través de Bernardo de Irigoyen.

Sin embargo, ayer las autoridades de Migraciones del lado argentino y el equipo de colaboradores dispuesto por el intendente de San Pedro, Miguel Dos Santos, comenzaron a reacondicionar el edificio instalado en la zona del puente para la apertura de mañana pero se encontraron con las dudas de las autoridades del vecino país en que ello se pueda concretar.

En diálogo con el intendente sampedrino aseguró ayer que “hay un convenio vigente, que fue firmado oportunamente por ambos gobiernos que llegado el mes de diciembre, para la última semana, ellos se comprometen a disponer de los controles necesarios para que los argentinos que quieran ingresar puedan hacerlo allí en Paraíso. Eso tiene una duración por todo el verano y luego se levanta en marzo”.

Dos Santos contó que “mandamos un equipo de la Municipalidad para que colabore con la gente de Migraciones y Gendarmería y puedan acondicionar el lugar, dejar todo listo para el sábado (mañana). Tenemos una gran expectativa por esta nueva apertura porque consideramos que puede generar un gran movimiento en toda la zona, tanto comercial como turístico.

Hay mucha gente de distintos puntos de la provincia que al conocerse la decisión de la Nación de autorizar la apertura del paso empezaron a llamar y a pedir informaciones sobre alojamiento porque piensan viajar a Brasil por este lugar”.

Según se pudo conocer, el personal de Migraciones se contactó ayer con sus pares brasileños de Paraíso, los cuales habrían manifestado que aguardaban el “instrumento administrativo” para habilitar los controles, así los argentinos podrán hacer migraciones e ingresar legalmente desde mañana cuando se abra oficialmente la frontera”.

En los otros pasos, que deben utilizarse balsa para atravesar el río Uruguay, como San Javier, Alba Posse y El Soberbio, la situación era similar aunque dependían de Río Grande Do Sul, cuyas autoridades pareciera que poseen mayor capacidad de gestión a nivel nacional y por sobre sus pares de Santa Catarina.

Sobre el mismo tema, Dos Santos apuntó que “tenemos confianza que en las próximas horas todo se resuelva favorablemente y podamos sumarnos a los pasos nuevamente habilitados con Brasil. Es algo que estamos esperando ansiosamente y esperemos que se pueda cumplir”.

Con Paraguay, sólo Posadas

El gobernador Oscar Herrera Ahuad, fue quien anunció la Decisión Administrativa 107 del jefe de Gabinete nacional, Juan Manzur, que el lunes último había estado en Posadas y escuchó el pedido para incorporar más corredores con los países limítrofes desde mañana (5 de febrero).
Cabe recordar que hacia Brasil, ya funcionan los pasos terrestres entre Puerto Iguazú y Foz do Iguaçu y Bernardo de Irigoyen con Dionísio Cerqueira, mientras que solamente se mantiene un paso abierto con la República del Paraguay, entre Posadas y Encarnación.
Precisamente el Gobernador fue quien envió en la víspera a la comitiva encabezada por el ministro Wellbach a recorrer los pasos que serán habilitados desde mañana.

Total Page Visits: 17 - Today Page Visits: 1