Declaró este martes en Cámara Gesell, la menor que denunció haber sido raptada en la vía pública y denunciado un abuso sexual en Posadas, por cinco hombres en una casa abandonada cerca del cementerio La Piedad, el pasado 7 de febrero de este año. La víctima no puedo identificar a ninguno de sus agresores, porque estaban con capuchas y barbijos.

La adolescente de 17 años brindó testimonio ante los profesionales de Cámara Gesell, en tanto que el Juzgado le dará asistencia psicológica y acompañamiento durante el proceso judicial en marcha, por haber pasado tan difícil trance, mientras prosiguen las investigaciones en el caso por abuso sexual en Posadas.

Para mañana está prevista la declaración testimonial del ex novio de la víctima, un adolescente de 17 años, que había sido señalado primeramente por la chica como uno de los integrantes del grupo que la raptó y abusó sexualmente de ella, aunque hoy no pudo identificar a ninguno de sus agresores.

El Juzgado Correccional de Menores 2, a cargo de César Jiménez instruye la causa, quien ordenó una serie de medidas de pruebas.

El magistrado interviniente aguarda también para esta semana, los resultados de las pericias (examen del Cuerpo Médico Forense), del celular de la menor y los registros de cámaras de seguridad de la zona, donde la chica dice haber sido secuestrada y de donde fue hallada al otro día.

Además, fue citada en sede judicial la madre de la menor para una ampliación de denuncia. La progenitora de la víctima fue la persona que efectuó la denuncia del hecho en la seccional sexta de Policía, el pasado martes 8 de febrero.

Para esta semana también está citada a declarar la tía de la menor. Fue la persona que la asistió primeramente, tras ser liberada luego once horas de cautiverio, en una casa abandonada cerca del cementerio La Piedad de Posadas, según relató la víctima.

Precisamente, las autoridades judiciales ordenaron relevar la zona en inmediaciones del cementerio La Piedad, en busca de la vivienda señalada.

Cambio de juzgado

Inicialmente, la causa comenzó a tramitarse en el Juzgado de Instrucción 2, a cargo de Juan Manuel Monte, pero como, tanto la denunciante como el denunciado –ex novio de chica- son menores (ambos tienen 17 años), las actuaciones pasaron al estrado de César Jiménez.

Es que, en su denuncia la víctima habría identificado a su ex novio, como uno de los integrantes del grupo de cinco hombres, que en la esquina de las avenidas Almirante Brown y Zapiola de Posadas, el lunes 7 de febrero a alrededor de las 19:30 horas, la alzaron por la fuerza a un auto de color oscuro, con vidrios polarizados.

Relató a su madre, quién luego formalizó la denuncia ante la comisaría seccional sexta, que los hombres estaban con barbijos (hoy dijo que tenían capuchas), aunque acusó a su ex novio de 17 años, como uno de los participantes del hecho.

El menor señalado fue notificado de la causa, quedando al resguardo de sus progenitores y se le impuso prohibición de acercamiento hacia la supuesta víctima. El acusado negó vinculación con el hecho denunciado, aludiendo que en el momento de desaparición de su ex novia estaba en su domicilio, versión que fue corroborada por su madre en sede policial. El menor declarará este miércoles en el Juzgado.

Total Page Visits: 23 - Today Page Visits: 1