En Corrientes ya se calcula que los incendios quemaron el 6% de la superficie de la provincia. La falta de infraestructura y de previsión del gobierno de la provincia vecina como uno de los factores que incidió en la tragedia ambiental

Los esteros del Iberá están bajo fuego desde hace semanas. Las llamas arrasan con todo a su paso y no dejan nada en pie. Desde pastizales hasta complejos turísitcos, todo está siendo quemado por la acción del fuego.

Mientras tanto, el gobernador de la provincia vecina, Gustavo Valdez, se centra en una contienda discursiva con el gobierno nacional, para ver quien debe hacerse cargo de apagar los incendios. Lo cierto es que la falta de previsión de la provincia, que no cuenta con la infraestructura necesaria como para al menos iniciar el combate de las llamas, hace difícil enfrentar situaciones como esta. Esto lo reflejó, entre otros, el senador nacional correntino, Mauricio «Camau» Espínola, quien señalo las falencias de la gestión de Valdez, que mientras la provincia ardía con las primeras chispas pasaba sus vacaciones en Punta del Este. 

En el paraje Galarza es donde está centrada la atención en estos días. Allí tiene su emprendimiento Jose Vizcaichipi, quien es propietario del Parje Galarza. Al borde del llanto, el empresario contó como logró salir del predio antes de que el fuego, que quemó el complejo casi por completo, también terminara con su vida.

Desde la noche del miércoles, el fuego acaparó gran parte del paraje Galarza, ubicado a 120 kilómetros de Santo Tomé. El paraje está ubicado al oeste de la Reserva Natural del Iberá, sobre la ruta provincial de ripio 41, y es conocido en la región porque desde ese portal se puede acceder a las lagunas Galarza y Luna, las mayores atracciones del Iberá.

“Me pareció totalmente infantil esa pelea, que el Gobernador diga que fue culpa de uno, que el Ministro diga lo otro, nosotros tenemos que resolver los problemas” opinó el senador, según se publicó en el sitio web de la mencionada radio correntina.

Además, dejó en claro que “El problema está, si tengo que hacer una crítica es que tendría que haber previsibilidad sobre que esto iba a suceder, y que va a suceder, porque no es la primera ni va a ser la última sequía que tenemos en Corrientes” dijo.

“Tiene que haber un trabajo fuerte. Hay que buscarle una salida a aquel productor, infraestructura para los bomberos y policías que se involucran en los incendios”.

Agregó sobre esta línea: “Siempre se puede prever, no creo que sea una expresión si es yeta o mala suerte, esto es trabajar para que si va a haber una situación asi que afecte la menor parte”

Desde su perspectiva, Camau expresó que “No podemos entrar a decir ‘tuvimos mala suerte porque no nos llueve’ eso tiene previsibilidad, la tecnología te puede determinar y para eso hay que estar preparado, si hay posibilidad de incendio, trabajemos con previsibilidad sobre nuestra provincia”.

De esta manera, dejó en claro que: “No hubo previsibilidad en la provincia”.

Total Page Visits: 20 - Today Page Visits: 1