El trabajo está en su etapa inicial; su diseño y planificación servirá para monitorear el medio ambiente y la biodiversidad. Se lanzará al espacio posiblemente en 2024

Estudiantes secundarios de Misiones forman parte del Proyecto Satélite Escolar (SSP) que se lleva adelante a nivel internacional coordinado por la Comisión Europea y la Agencia Espacial Europea. Participan de él diez instituciones educativas de la provincia (de Iguazú, Posadas, Oberá y Candelaria), más la Escuela de Robótica, que durante este año llevarán adelante la investigación, planificación y diseño de un nanosatélite que será lanzado al espacio posiblemente en 2024.

Se trata de un largo camino de aprendizaje y conocimiento que tiene como fin que este dispositivo se convierta en una herramienta de monitoreo del medio ambiente y la biodiversidad de la tierra colorada.

Los nanosatélites son satélites de poco tamaño que pesan entre uno y diez kilos, lo que no quiere decir que se vea reducida su capacidad de respuesta; ya hay algunos que se encuentran monitoreando pozos petroleros, campos agrícolas y glaciares, por nombrar algunos.

“Tuvimos la primera reunión y siendo Misiones un lugar de biodiversidad y todo lo que ello implica la idea es que trabajemos en un satélite que responda a ese tipo de necesidades que tienen que ver con el monitoreo de la biodiversidad, la generación de datos en tiempo real, poder mejorar las tecnologías asociadas a los incendios. Toda esa visión y objetivos los vamos a trabajar durante el año”, sostuvo en diálogo Emanuel Grassi, director ejecutivo del Instituto Misionero de Biodiversidad (Imibio), que hizo la invitación al proyecto a los colegios.

De la Escuela de Robótica participan los estudiantes Máximo Closs (19) y Franco Homeniuk (19), que son guiados y coordinados por Martín Heiden (28).

La propuesta les seduce y los entusiasma sobremanera por la experiencia que adquirirán a nivel personal en todo el proceso de realización.

“Encaro el desafío más por el lado de lo que puedo aprender y quizás en un futuro seguir la carrera de ingeniero en electrónica, que está muy cerca de lo que sería la construcción de un satélite”, señaló Máximo.

Mientras que Franco, detalló: “Tuvimos como idea que nuestro satélite pueda aportar a la provincia con el tema de los incendios forestales, tener un rápido accionar y evitar problemas mayores. Es un avance grandísimo porque hacer un satélite no es poca cosa y es un reto bastante ambicioso, pero Misiones está bien en cuanto a la innovación”.

Los estudiantes de las escuelas seguirán desarrollando sus investigaciones y llevando adelante sucesivas reuniones con los profesionales europeos. Es posible que dada la necesidad de tecnología específica la construcción se haga en el exterior, al igual que el lanzamiento al que podrían concurrir algunos de los estudiantes.

“Vamos a seguir investigando acerca de satélites, las condiciones que tienen que soportar para estar en el espacio, leer un montón. Cuando llegue el momento vamos a hacer un prototipo de satélite para ver los sensores que vamos a usar”, explicó, por su parte, el coordinador. 

Total Page Visits: 30 - Today Page Visits: 1