Como heredero del importante arsenal soviético, Moscú cuenta con el inventario más amplio de misiles balísticos y de crucero del mundo

Las fuerzas ucranianas lucharon contra los invasores rusos en tres lados el jueves después de que Moscú lanzara un asalto por tierra, mar y aire en el mayor ataque contra un estado europeo desde la Segunda Guerra Mundial, lo que provocó que decenas de miles de personas huyan de sus hogares.

Al caer la noche, estaba surgiendo una imagen de feroces combates en múltiples frentes, según reportes de Reuters.

Un asesor de la oficina presidencial ucraniana dijo que las fuerzas rusas habían capturado la antigua planta de energía nuclear de Chernobyl, a solo 90 kilómetros (60 millas) al norte de la capital, y el aeropuerto de Hostomel en la región de Kiev, donde los paracaidistas habían aterrizado anteriormente.

También se estaban produciendo fuertes intercambios de disparos en las regiones de Sumy y Kharkiv en el noreste y Kherson y Odessa, hogar de una ciudad populosa y el puerto marítimo más importante de Ucrania, en el sur.

El día había comenzado con la lluvia de misiles sobre objetivos ucranianos y con las autoridades informando de columnas de tropas cruzando las fronteras de Rusia y Bielorrusia hacia el norte y el este, y aterrizando en las costas del sur desde el Mar Negro y el Mar de Azov.Misiles terrestres de Rusia (Crédito: CSIS MIssile Defense Project)Misiles terrestres de Rusia (Crédito: CSIS MIssile Defense Project)

“Como heredero del importante arsenal de misiles soviéticos, Rusia cuenta con el inventario más amplio de misiles balísticos y de crucero del mundo”, asegura Missile Threat -del Proyecto de Defensa de Misiles en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS)-, que reúne información y análisis autorizados y actualizados de código abierto sobre misiles balísticos y de crucero en todo el mundo y los sistemas diseñados para defenderse de ellos.

Rusia sigue siendo una potencia importante en el desarrollo de misiles de todo tipo, según esta fuente, y las fuerzas rusas de cohetes estratégicos constituyen un elemento importante de la estrategia militar de Moscú. “Los misiles rusos realizan una amplia variedad de misiones, desde la negación de acceso/área en conflictos locales hasta el lanzamiento de armas nucleares estratégicas en todos los continentes”.

Un importante programa de modernización continúa en Rusia, produciendo nuevas variantes de misiles balísticos y de crucero con nuevas capacidades significativas. Rusia también está logrando importantes avances en el campo de los misiles de crucero guiados con precisión.

Uno de los más temidos es el R-36 (OTAN: SS-18 “Satán”), un misil balístico de propulsor líquido basado en silos de alcance intercontinental desarrollado inicialmente por la Unión Soviética y ahora por la Federación Rusa. Se cree que han existido un total de seis versiones desde el inicio del programa, con solo el Mod 6 todavía implementado operativamente. Puede llegar a los 16.000 kilómetros.Los sistemas de misiles antiaéreos S-400 rusos se conducen durante un ensayo para el desfile del Día de la Victoria, en la Plaza Roja en el centro de Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)Los sistemas de misiles antiaéreos S-400 rusos se conducen durante un ensayo para el desfile del Día de la Victoria, en la Plaza Roja en el centro de Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)

El RS-28 Sarmat, por su parte, es un misil balístico intercontinental de combustible líquido que Rusia está desarrollando actualmente, con un rango de alcance entre los 10.000 y 18.000 kilómetros.

Uno que sí está operacional es el UR-100 (OTAN: SS-19 “Stiletto”), un sistema de misiles balísticos de propulsor líquido de alcance intercontinental, basado en silos, desplegado por la Unión Soviética y ahora por la Federación Rusa. SS-17, SS-18 y SS-19 fueron los primeros misiles soviéticos en estar equipados con ojivas de vehículos de reentrada independientes múltiples (MIRV) con sistemas de guía y orientación separados. Tiene un alcance de 10.000 kilometros.

El SSC-8 es un misil de crucero ruso lanzado desde tierra con un alcance de 2.500 km. Su desarrollo provocó la retirada de EEUU en 2019 del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio de 1987.

También está el RT-2PM Topol (SS-25 “Sickle”), un sistema de misiles balísticos de propulsor sólido, móvil por carretera y de alcance intercontinental. Tiene un alcance de más de 11.000 km y se basó en los misiles de carretera anteriores Temp-2S y Pioneer.Restos de un misil ruso que fue lanzado a Ucrania (REUTERS/Valentyn Ogirenko)Restos de un misil ruso que fue lanzado a Ucrania (REUTERS/Valentyn Ogirenko)

Amy F. Woolf, especialista en Política Nuclear de Armas, escribió en un reporte publicado en septiembre del 2021 y titulado Las armas nucleares de Rusia: Doctrina, Fuerzas y Modernización, que “las fuerzas nucleares de Rusia consisten en sistemas estratégicos de largo alcance, incluidos misiles balísticos intercontinentales (ICBM), misiles balísticos lanzados desde submarinos (SLBM) y misiles balísticos pesados bombarderos y sistemas de entrega de corto y mediano alcance”.

Además, Rusia está modernizando su fuerza nuclear, reemplazando los sistemas de la era soviética con nuevos misiles, submarinos y aviones mientras se desarrolla nuevos tipos de sistemas de entrega. “Aunque el número de armas nucleares de Rusia ha disminuido marcadamente desde el final de la Guerra Fría, conserva una reserva de miles de ojivas, con más de 1.500 ojivas desplegadas en misiles y bombarderos capaces de alcanzar territorio estadounidense”.

El sábado, Rusia lanzó una serie de misiles balísticos y de crucero en una muestra de su poderío nuclear y militar convencional. Putin supervisó los lanzamientos desde un centro de mando en el Kremlin junto con su aliado y homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko.

Las armas probadas iban desde el misil RS-24, un pilar del arsenal nuclear de largo alcance de Rusia, hasta el misil hipersónico Tsirkon, un arma antibuque que Putin ha dicho que se desplegará este año.

“Están mostrando su capacidad para operar hasta el final de la escala de escalada”, dijo un funcionario estadounidense al Wall Street Journal. “Tiene la intención de enviar un mensaje a Occidente de que están preparados, incluidos sus líderes principales”.

Total Page Visits: 42 - Today Page Visits: 2