Todos los postulantes al programa EICyT recibieron la beca estímulo para sumarse en proyectos científicos a partir de febrero. Son alumnos de las diferentes unidades académicas. Será con financiamiento de la universidad y por el lapso de un año.

Todos los años, la Universidad Nacional de Misiones anuncia la incorporación de estudiantes en las Becas de Estímulo a la Iniciación en Ciencia y Tecnología (EICyT). La última convocatoria para desarrollarse en 2022 tuvo 84 postulantes, de los cuales todos fueron aprobados, ya que el cupo total es de 100.

En comunicación con el secretario general de Ciencia y Tecnología de la UNaM, Pedro Zapata, contó que “logramos incorporar 84 becarios, que es el total de chicos que se presentaron durante la última convocatoria que se hizo el año pasado, a partir de febrero los becarios se encuentran activos”.

Con estas becas estímulo, explicó que “estos estudiantes cobran una beca de $6.100 y son insertados en los proyectos ya acreditados dentro de la Universidad, en sus diversas facultades. Son fondos de la universidad destinados a becas para que los estudiantes hagan actividades de investigación dentro de los distintos proyectos que tiene la UNaM”.

En cuanto a los tiempos, Zapata indicó que “los planes de trabajo de los becarios son de un año, para la beca de inserción de proyectos. Los chicos en estos momentos están tomando posesión, es decir, se reúnen con los directores, firman los papeles para comenzar a cobrar la beca”.

Para ser aprobados como becarios, precisó que “son evaluados por los investigadores, los directores de proyectos o actividades de investigación. Una vez que ha sido aprobado, se hace una orden de mérito de acuerdo a la puntuación. Al ser muchos postulantes, se trata de distribuirlos en los diferentes proyectos, para tener al menos un becario por cada uno”.

Este programa “fue creado en 2016, es permanente en la universidad y todos los años largamos una convocatoria para cubrir 100 becas. Generalmente, la convocatoria se larga a fin de año para que los chicos puedan comenzar en febrero”, añadió.

El secretario general de Ciencia y Tecnología de la UNaM contó que “la idea es ir creciendo en el sistema tecnológico de la universidad”. Los becarios “son estudiantes que van a aprender trabajo de campo, cómo se tratan los datos, los laboratorios, un análisis de bibliografía. Colaboran así con los investigadores para ser insertados en proyectos. Es una tarea para aprender a ser investigador y es un aspecto formativo para la actividad profesional”.

Los últimos seleccionados, “son estudiantes de las distintas facultades de la UNaM, son seis unidades académicas. Las proporciones tienen que ver con la cantidad de proyectos acreditados. Las facultades más grandes, como Humanidades y Exactas, tienen el mayor número de proyectos al contar con más personas”, agregó.

Sobre los proyectos de investigación en desarrollo, Pedro Zapata detalló que “pueden ser desde el ámbito industrial o social, luego tenemos otros programas o tesis de posgrados. Las actividades se postulan y cuando son aprobadas por evaluadores externos constituyen proyectos, que duran entre un año a cuatro, con financiamiento desde la universidad. Algunos de estos reciben financiamiento de 60 mil, otros de temas estratégicos van a recibir un financiamiento de entre 250 mil pesos a 400 mil pesos”.

Respecto a las áreas más requeridas, aclaró que “algunas tienen más impacto. Desde el mundo de las ciencias sociales, está el género, evitar la violencia, trabajar con patrimonio turístico, abordar la semiótica y la comunicación en políticas públicas. Por otro lado, en ciencias duras, tenemos la parte de transformación energética, el desarrollo del sector productivo, que son los proyectos de mayor impacto al alinearse con las necesidades de la provincia. Son los más requeridos por la provincia y los que tienen mayor interés por los estudiantes para formarse en esos campos”.

Más becados

Más allá de las Becas de Estímulo a la Iniciación en Ciencia y Tecnología, Pedro Zapata indicó que “tenemos ahora un sistema de becas con el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial). Son cinco becarios y con una beca cofinanciada, una parte la pone la universidad y otra el INTI. Esto son para temas específicos relacionados con la eficiencia energética, producción en industria”.

Total Page Visits: 44 - Today Page Visits: 1