El Padre Alberto Barros, habló este martes en vísperas del Miércoles de ceniza y contó qué se celebra, cómo se prepara, cuál es el objetivo y también explicó el por qué del nombre.

Como todos los años, la religión católica celebra el Miércoles de ceniza, que comenzará este 2 de marzo y marca el comienzo de la Cuaresma que se extiende durante 40 días finalizando el Domingo de Ramos, dando inicio a la semana santa.

La Iglesia Católica convoca a los fieles a la conversión y a la preparación para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

En todos los Miércoles de ceniza, la colocación de la misma en los creyentes por parte del sacerdote, representa que todo lo material que tenemos en la tierra se acaba, pero todo el bien que tengamos en nuestro interior nos lo llevaremos a la eternidad. Justamente es la razón por la cual durante este período muchos prometen abstenerse a realizar algo que suele ser habitual en su vida.

El Padre Alberto Barros explicó el significado de las cenizas. «Hacen referencia a la fragilidad humana a nuestra debilidad y la Cuaresma es el tiempo en el que reconocemos lo que no hacemos bien, lo que tenemos que purificar y de ese modo llegar a la Pascua con un corazón renovado. Es el período de tomar consciencia y con la ayuda de Dios ir hacia una vida más cristiana potenciando lo que esta bien y con un corazón purificado».

En cuanto a las distintas tradiciones que se suelen realizar durante este período el Padre Barros también hizo referencia y las pasó a un segundo plano. «Hay veces que nos quedamos con estas tradiciones pero perdemos la centralidad de lo que celebramos. El Papa Francisco en la carta previa a la Cuaresma, no hace referencia a estas tradiciones, nos invita a aprovechar estos 40 días e ir al desierto interior de cada uno. Revisar la vida, potenciar lo bueno y corregir lo malo».

Además, hizo referencia a una frase del Apóstol San Pablo que fue utilizada por el Papa Francisco y es la clave de la preparación a la Pascua: «No nos cansemos de hacer el bien».

Pero el Padre no dejó a la especulación de cada uno y aclaró a que se hace referencia cuando se habla de «ayuno» en este período. «Privarse de una comida no me suma ni me resta nada en la vida espiritual. El verdadero ayuno como lo entendía la escuela primitiva (cita un texto) «ayunemos privándonos de nuestras envidias, de nuestros odios, de nuestra soberbia, de nuestras mentiras», ese es el verdadero ayuno, hacer caridad».

Continuando con las acciones a realizar durante la Cuaresma, el Padre Barros al igual que el Papa Francisco, aseguró que debe ser un tiempo de rezo sumado a que coincide con la invasión de Rusia a Ucrania y pedir por la paz mundial.

Antes de finalizar, el Padre habló sobre las distintas actividades que dan inicio a la Cuaresma. «Iniciamos este camino para crecer en el bien con la misa de las cenizas. Cada Parroquia tiene horarios distintos. Se celebra la misa pero con lecturas que hablan de la conversión, de la transformación y se incluye el rito de las cenizas, marcando la frente con una señal de la cruz, diciéndonos: Conviértete y cree en la buena noticia».

COMIENZA LA CUARESMA CON EL MIÉRCOLES DE CENIZA ESTE 2 DE MARZO
Total Page Visits: 28 - Today Page Visits: 1