La Policía intervino en el violento enfrentamiento en una protesta donde impidieron que pasen vehículos y realicen extracción de madera.

Desde el Equipo Misionero de la Pastoral Aborigen (EMiPA) denunciaron un violento episodio donde un grupo de personas mbya guaraní fueron amenazados y agredidos. En videos viralizados a través de redes sociales, se puede observar como unos vecinos se enfrentaron a los indígenas, con golpes y empujones, para despejar un corte en un camino vecinal que pretende frenar trabajos en áreas cercanas a los pueblos.

En comunicación, uno de los referentes de la comunidad Mbokayaty de San Ignacio, Silvio Méndez, explicó que “hace mucho tiempo que tenemos problemas territoriales con los vecinos de la zona de San Ignacio, cerca de la comunidad Mbokayaty”.

Aseguró que en este lugar “estaban cortando rollos de madera, aunque dijeron que no se trata de madera nativa”. A pesar de esto, “no queremos que sigan sacando ningún tipo de madera de este lugar”.

Fue en el corte en una calle vecinal en la zona del Teyú Cuaré, para impedir el paso de vehículos y que saquen madera, donde se vivieron hechos de violencia: “En al menos cuatro ocasiones sucedió lo mismo”, contó Silvio y agregó que “hicimos la denuncia, pero los policías sólo vinieron a mirar lo que sucedía y no hicieron nada, nunca nos hacen caso”.

Detalló que “hace bastante que llevan algunas cargas de madera, aunque no llegamos a hacer nada al no estar organizados. El lunes, empezaron a llevarse aún más madera y entonces nos reunimos las personas de la comunidad para no permitir que esto siga”.

Silvio Méndez indicó que el área donde se trabaja con la madera “está dentro de territorio que se encuentra relevado y que pertenece a Mbokayaty”. En esta zona de San Ignacio “son dos las comunidades afectadas, ambas dentro del territorio relevado por la ley nacional”, añadió.

Luego de esta protesta, contó que “estamos pensando en otras movilizaciones en la provincia, unidos todos y cortando caminos. Estamos decididos a no dejar pasar las maquinarias que tienen para sacar los árboles”.

Por su parte, Rosalino Ramos, cacique de la comunidad Mbokayaty 2, señaló que “estamos juntos en esta problemática. La verdad es que estamos preocupados porque hablamos de un daño en territorio relevado. Anteriormente se acercaron a denunciar que esto sucede a pocos metros de la comunidad, pero siguen los problemas con estas personas”.

En cuanto al respeto por las comunidades en San Ignacio, contó que “eso nunca pasa y no les importa lo que nos suceda”. Ramos indicó que “intentamos comunicarnos con Asuntos Guaraníes, pero no tuvimos respuestas. Quisiéramos saber de alguna forma para tener soluciones con este problema”.

Entre las organizaciones de pueblos originarios que llegaron hasta el lugar, el referente de la comunidad de Puerto Leoni, Ricardo Benítez, señaló a este Diario que “este conflicto marca un camino para recuperar el territorio. En este momento está pasando en comunidades de San Ignacio, en Mbokayaty, pero es algo que viene hace tiempo”.

Benítez lamentó que “las autoridades de las localidades y la provincia no se preocupan e incluso acompañan a estos intrusos de las tierras relevadas y tradicionales de los pueblos indígenas”.

El relevamiento de los pueblos

De acuerdo a los datos de EMiPA, el territorio de Mbokajaty, con Personería Jurídica N 045, fue relevado por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) -en conformidad a lo establecido por la ley 26.160 y 26.554-, instrumento legal que obliga al Estado a garantizar la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión sobre el territorio violentado.

Además, el Convenio 169 de la Organización Nacional de Trabajo (OIT), reconoce el derecho sobre los territorios ocupados tradicionalmente por los pueblos y asegura su protección.

Total Page Visits: 67 - Today Page Visits: 1