Al pico de 10.000 personas que hubo en febrero, ahora relevan alrededor de 3.000 por día. Afirman que no hay mucho tiempo de espera, cuando antes era de 10 horas

Dicha reducción generó malestar en la ciudadanía, que en los últimos días encabezaron una serie de protestas con cortes de rutas en todo el país, informó el medio Última Hora.

En este contexto, según averiguaciones que realizó este matutino, precisaron que “el margen de ganancia que da la reventa de combustible en Paraguay no es la misma que había hace un mes, cuando el combustible argentino estaba más barato. Además, subió el peso argentino y cotiza a 36 pesos. También no hay un mercado para vender, ya que como no hay cola, la gente carga en la Argentina y lo mantiene en reserva por unos días”.

Cinco meses de intenso flujo sobre el puente
Con la habilitación del puente San Roque González de Santa Cruz como corredor seguro, regresó una postal habitual: las prolongadas filas para cruzar sobre el río Paraná.
La asimetría económica a favor de la Argentina motivó el paso de paraguayos hacia el país. En una primera instancia se estableció como cupo máximo el ingreso de 890 personas por día, número que se alcanzó a la semana de la reapertura que se produjo el 19 de octubre. Esta situación motivó la ampliación del número de ingresos, a 1.600. Pero luego ese número quedó chico al completarse once veces de manera consecutiva el cupo, por lo que a mediados de noviembre el número se elevó a 5.000. Con las fiestas de fin de año y el comienzo de las vacaciones, la situación sobre el puente se intensificó y derivó en una nueva extensión a 8.000 personas. Y el crecimiento en el flujo y la diferencia cambiaria en el costo del PCR provocó esperas de hasta diez horas para traspasar la frontera. En febrero el cupo se eliminó pero la espera para ingresar persistió, hecho que generó mucha tensión con peleas y discusiones sobre el puente.

Total Page Visits: 14 - Today Page Visits: 1