La Federación Industrial Panaderil de la Provincia cargó contra Matías Tombolini por no recibirlos y criticó la reunión con kiosqueros y la empresa Panini. Lanzó un comunicado llamado «No al pan, sí a las figuritas».

Panaderos bonaerenses nucleados en la Federación Industrial Panaderil de la Provincia de Buenos Aires (FIPPBA) publicaron una queja contra la secretaría de Comercio, a la que acusaron de no recibirlos ni hacer lugar a sus reclamos.

En un comunicado titulado «No al pan, sí a las figuritas», la FIPPBA protestó por la reunión que Comercio mantuvo con representantes de la empresa Panini y kiosqueros para garantizar el abastecimiento de figuritas del Mundial Qatar 2022.

Protesta de los panaderos

«Cuando pensamos que lo habíamos visto todo…con estupor nos enteramos de que la Secretaría de Comercio, a cargo del lic. Matías Tombolini, se reúne por faltas de figuritas del mundial…», comienza el texto que publicaron los panaderos.

Acto seguido, afirman que «alguien tiene los valores y las prioridades alterados» y aclara que los panaderos bregan por «asegurar que el pan esté presente en la mesa de los argentinos».

«Por eso le pedimos al secretario de Comercio que garantice las materias primas de los panificados, para que el PAN NO SE VUELVA UNA FIGURITA DIFÍCIL», concluye el escrito de FIPPBA, que lleva las firmas de su presidente, Raúl Santoandré, y de su secretario, Cristian Malcenido.

Encuentro

La queja de los panaderos bonaerenses apunta a la reunión que este martes mantuvieron representantes del Gobierno con la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) y de la empresa Panini, para resolver la escasez de figuritas del Mundial Qatar 2022.

Ese encuentro fue presidido por el propio Tombolini, «quien puso a disposición los equipos legales y técnicos de la Secretaría para colaborar en la búsqueda de posibles soluciones entre las partes en torno a la comercialización de figuritas del Mundial».

Actualmente, conseguir paquetes de esas figuritas en un kiosco de barrio es una odisea. No ocurre lo mismo con las cadenas de supermercado, estaciones de servicio y aplicaciones de delivery.

Es que a los kiosqueros les están llegando a 200 pesos pero la empresa prefiere venderlas por otras vías por más del doble de ese precio.

Total Page Visits: 73 - Today Page Visits: 1