Pese a que la enseñanza de la Lengua de señas será obligatoria en las escuelas misioneras, actualmente no habría suficientes docentes, ya que «quienes enseñen la lengua deberán ser sordos o hipoacúsicos»

Durante la noche del jueves, la Cámara de Representantes de la provincia aprobó a Ley de accesibilidad para sordos e hipoacúsicos, que además de garantizar la accesibilidad universal, promover la igualdad de oportunidades y reconocer la Lengua de Señas como “lengua natural” de las personas sordas o de baja audición, establece como obligatoria su enseñanza en todas las escuelas de Misiones.

Estamos muy contentos con la Ley, que no apuntó solamente a la enseñanza de Lengua de Señas en las escuelas, sino que es mucho más amplia, es universal, de accesibilidad a la información, a la comunicación, a la formación, para que no solamente los oyentes aprendan Lengua de Señas, sino que los sordos puedan vivir su vida de una manera más autónoma y tener acceso a todas las instancias de la vida“, comentó la profesora Lilia Rodríguez, directora de la carrera de Lengua de Señas de la Facultad de Humanidades (UNaM).

Pero más allá de lo positivo de esta norma, hay una cuestión que ahora deberá solucionarse para que la misma pueda aplicarse correctamente, y es que actualmente solo habrían diez personas en condiciones de enseñar la legua de señas en las escuelas misioneras. “Los sordos reclaman su lengua como patrimonio lingüístico y cultural propio de la comunidad sorda, entonces, desde ese punto de vista, las personas oyentes no podemos enseñar Lengua de Señas. Esto complica aún más la situación, porque los profesores que enseñen la lengua deberán ser sordos o hipoacúsicos“, explicó en diálogo .

A esto se le suma que las personas no oyentes, quienes utilizan esta lengua en su día a día, tampoco podrían actuar de docentes ya que no cuentan con una formación pedagógica. Es por ello que Rodríguez propone fomentar la formación de esas personas. “Tendremos que hacer una capacitación, una Tecnicatura. Preparar a las personas sordas en pedagogía para que ellas puedan enseñar su lengua y que tengan un respaldo de estar certificados

Así las cosas, ante este panorama planteado por la profesora, sería casi imposible aplicar esta ley en el corto plazo. “Hay personas sordas que ya han estudiado y se han recibido en la Universidad de Entre Ríos, ya tenemos varios graduados en Posadas y en Oberá. Estas personas ya estarían para salir a dar clases en las escuelas, pero no llegan ni a diez

Estamos muy contentos por lo ambicioso de la Ley, que en buena hora llegó, pero ahora hay que ver con la Dirección General de Educación, con el Consejo de Educación, ver las condiciones, los requisitos, las calificaciones necesarias para la enseñanza de la Lengua de Señas“, indicó.

De la misma manera ocurre con otro de los puntos que se plantearon en esta norma, que es una plataforma provincial de atención virtual en lengua de señas. “También tendríamos que ver como se va a viabilizar. Es muy amplia la ley, es muy novedosa, es innovadora, pero ahora sí tenemos que sentarnos a hablar como vamos a resolver cada uno de los puntos que tiene la ley“, cerró.

Total Page Visits: 27 - Today Page Visits: 1