Viste en Info.Victoria

La Provincia dio por terminada la discusión salarial con la suba ofrecida en la mesa de diálogo, sin el acuerdo con los gremios. Los educadores confirman que irán al paro.

El Gobierno de Misiones dio por cerrada este martes, en forma unilateral, la discusión salarial con los gremios docentes y confirmó que el aumento será del 22% en febrero para el sector educativo.

Esta propuesta fue rechazada por todos los gremios, tanto los que integran la Mesa de Diálogo (UDPM, UDA, SADOP, AMET, SIDEPP y SEMAB-CEA) como el Frente de Trabajadores de la Educación (UDNAM, ATE, UTEM y distintas organizaciones).

“En forma unilateral, el Gobierno provincial decidió otorgar un aumento del 22% al mínimo salarial docente, del cual solo el 12% va al básico… un monto insuficiente, miserable e inaceptable desde lo que significa el costo de vida actual. Un maestro de grado y todos los cargos que cobran por debajo de la línea de pobreza no están obligados a cumplir una prestación laboral que el Gobierno incumplió al no pagar las movilidades de diciembre y enero, al igual que las deudas nacionales que están dando vueltas cuyo pago no son un aumento salarial. Por eso, la asamblea del SEMAB- CEA definió dar mandato para medida de fuerza en coordinación con otros gremios de la CGT, en fecha que se definirá en breve”, confirmó este martes  la secretaria general del SEMAB, Mariana Lescaffette.

Vale recordar que el lunes, el Gobierno provincial anunció que pagará con fondos propios el Fondo Compensador que el Estado nacional adeuda de noviembre y diciembre, además del FONID y conectividad nacional. Según precisaron, el 29 de febrero se acreditará fondo compensador de noviembre que garantiza el piso salarial de 220.000 pesos y el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) de enero (tercer trimestre de 2023). En tanto, el 9 de marzo se acreditará el fondo compensador de diciembre que garantiza el piso salarial de 250.000 pesos y conectividad nacional de enero.

Aunque el pago de estos montos pendientes de los sueldos docentes implique un esfuerzo financiero importante para la provincia, lógicamente no es un aumento salarial para los docentes que -con el incremento anunciado ahora- pasarán a cobrar un básico de 70.110 pesos y un sueldo de bolsillo que no llega a los 200.000 pesos en febrero. Un monto que no llega ni a la mitad de lo que hay que ganar, según el INDEC, para no ser podres:  495.798 pesos.

Cuatro gremios ya confirmaron paro

Los cuatro gremios docentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) –UDA, AMET, CEA y SADOP– confirmaron el paro en el inicio del ciclo lectivo porque el Gobierno nacional no los convocó a paritaria nacional para definir el nuevo piso mínimo salarial.

En tanto, desde el Ejecutivo se analiza la posibilidad de declarar como servicio esencial a la educación, lo que conllevaría un impacto en las formas de protesta sindicales, que deberían garantizar un 75% de funciones activas durante un paro.

“Esperábamos una reflexión por parte del gobierno nacional a que convoque a los trabajadores para construir un sistema educativo en conjunto que dignifique la tarea del docente, pero parece que no es interés del gobierno”, indicó el secretario general de UDA, Sergio Romero.

El día del paro se definirá este jueves, en coincidencia con el congreso de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) que también definirá la convocatoria a un plan de lucha.

En cuanto a la posible decisión del Gobierno de declarar esencial el servicio de educación, desde UDA lo cuestionaron: “Cuando (el vocero presidencial Manuel) Adorni aparece en televisión es garantía que va a dar malas noticias. Educación como servicio esencial significa ignorar un montón de normas, como el derecho a huelga. Nosotros tenemos herramientas para judicializar”, advirtió el dirigente gremial.