Viste en Info.Victoria

Aníbal «Tato» Zeretzki, referente del Polo Obrero en Misiones, criticó el «Volver al Trabajo», uno de los planes sociales que creó el Gobierno de Milei tras eliminar el Potenciar Trabajo.

Ayer se conoció la decisión del Gobierno de eliminar el Potenciar Trabajo y reemplazarlos por dos nuevos planes ( “Volver al Trabajo” y “Acompañamiento Social”), una medida que busca continuar con la asistencia pero eliminando la intermediación de organizaciones sociales.

hablaron al respecto con Aníbal “Tato” Zeretzki, referente del Polo Obrero, quien indicó que al Gobierno no le interesa eliminar la intermediación “sino determinados tipos de intermediación” porque la realidad es que el Ministerio de Capital Humano no tuvo ningún problema en firmar acuerdos por cifras millonarias con la iglesia católica y las iglesias evangélicas para la asistencia a comedores y merenderos.

Sobre esto el referente del Polo Obrero dijo que a pesar de que se destinan millones a estas instituciones religiosas hay un dato que no se puede rebatir y es el hecho de que “han dejado de atender a miles de merenderos y comedores en todo el país, porque las iglesias evangélicas y católicas no tienen la capacidad, el desarrollo territorial que tenemos nosotros de llegar a la población que más necesidades tiene y es por eso que estamos viendo un faltante de asistencia en muchísimas barriadas, en todo el país”.

Para Zeretzki, la decisión de eliminar la intermediación de las organizaciones sociales es una medida de contenido político porque no han podido acusar de nada al Polo Obrero porque los merenderos han sido auditados constantemente.

“Nosotros ante cada envío de alimentos tenemos que enviar todos los comprobantes con el destino dado a los alimentos, con la firma de los beneficiarios. Es decir, siempre se estuvo sujeto a los criterios que había establecido el gobierno anterior y el anterior a éste que era de signo político distinto”, remarcó.

El dirigente recordó que tanto el gobierno de Macri como el de Alberto Fernández también hablaron de vincular los programas sociales con el trabajo, pero es algo que no tuvo un resultado positivo porque el problema no pasa por una simple voluntad sino por la existencia real de puestos de trabajo.

“Si no existen los puestos de trabajo, ¿dónde van a incorporarse los beneficiarios de los planes”, se preguntó Zeretzki para luego reiterar que el programa “Volver al Trabajo” que anunció el gobierno de Javier Milei es muy difícil que consiga su objetivo teniendo en cuenta que la obra pública está parada y que hay cientos de fábricas que están despidiendo trabajadores.

“¿Dónde va a ir a trabajar esta masa de más de millón de personas (beneficiarios del Potenciar)? ¿van a desplazar de su puesto de trabajo a quienes hoy están trabajando? Que alguien me explique porque no entiendo. Este gobierno como los dos anteriores anuncian algo sin decir el cómo, el dónde, son anuncios que buscan un efecto en la población pero que no se sustenta en la realidad”, expresó.