La alianza con La Cámpora y el ultrakirchnerismo no reportó dividendos electorales a la fuerza que lidera el diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro. Como los primeros candidatos del FEPAySV son “camporistas”, el PAyS sólo mantuvo una de las tres diputaciones que puso en juego.

El leve crecimiento en caudal de votos del PAyS en las elecciones del domingo, en comparación a lo cosechado en junio del 2019, no sirvió a los objetivos que buscaba el partido que conduce el diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro, que perdió dos de las tres bancas que puso en juego, gracias al acuerdo político con “La Cámpora”.

Si se comparan los resultados con las elecciones provinciales de 2019, el Frente Renovador de la Concordia, con un 46, % quedó lejos del 72,86% que obtuvo cuando Oscar Herrera Ahuad fue consagrado gobernador. Mientras que Juntos por el Cambio incrementó su caudal electoral en 10 puntos. Pasó de 118.901 votos (17,63%) a 140.238 sufragios (27,72%).

Cabe aclarar que fue bajísima participación de electores, con apenas un 63% de los 947.560 votantes habilitados, sufragando este domingo. Ese ausentismo ligado a los temores frente a la segunda ola de la pandemia del coronavirus (Covid-19), habría perjudicado especialmente a este frente opositor.

En el caso del PAyS, un espacio que siempre fue filokirchnerista, la alianza con “La Cámpora” y el Partido Solidario, les permitió pasar del 8,06% de los sufragios en las generales del 2019 al 14,35% de las legislativas del domingo. En cantidad de votos, el kirchnerismo con el PAyS sumaron 72.608 votos. Es decir, unos 17.239 sufragios más que los cosechados por el Partido Agrario (55.369), dos años atrás.

Pero estos datos fueron decepcionantes para el Frente Encuentro Popular, Agrario y Social para la Victoria, que además de la estructura del PAyS contó con las cajas políticas de los organismos nacionales que La Cámpora controla en Misiones (ANSES, PAMI, Entidad Binacional de Yacyretá y Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, entre otros programas). No pudieron desplazar al Frente Juntos por el Cambio y siguen con un techo en torno al 15% de los votos.

El apoyo del kirchnerismo duro y del propio Alberto Fernández al frente que comanda la diputada nacional Cristina Britez, secundada por “Cacho” Bárbaro, no aportó mucho. O incluso, le restó votos al PAyS en varias de las comunas que antes eran bastiones inexpugnables. Si el PAyS se hacía fuerte entre los minifundistas del Alto Uruguay, la alianza con La Cámpora, los piqueteros K y el kirchnerismo duro, habría atentado contra esa expresión del voto de los pequeños productores agrarios.

Y el espacio de Bárbaro terminó cediendo presencia legislativa, porque resignaron el primer lugar de la lista a diputados provinciales. Al final cosecharon menos votos que en las legislativas del 2017. En esas legislativas, el Partido Agrario cosechó 78.387, el 12,06% de los votos. Fueron la tercera fuerza y alcanzaron tres bancas de las 20 en disputa de la Legislatura.

Con los resultados de anoche, habrían mantenido las tres bancas. Pero ahora ingresarían a la Cámara, dos candidatos ultrakirchneristas. Y el PAyS sólo pudo colocar a un candidato propio. Pero, además, por el reparto por sistema D’Hondt, JxC podría alcanzar una séptima banca, relegando al FEPAySV a dos bancas. Una de las cuales es del candidato “camporista” Santiago Mansilla, el primero de la lista del frente kirchnerista misionero.

Total Page Visits: 57 - Today Page Visits: 1