Parir en soledad: el hospital pide un contacto pero no se niega la atención

GENERAL

Desde el Materno Neonatal requieren la compañía de algún familiar y aseguran que el protocolo es estricto. En tanto, en una emergencia, no se rechaza la paciente porque esté sola.

Hace once días fue hallado sin vida un bebé dentro de un contenedor de basura en la Chacra 32-33 de Posadas y por el hecho la Policía detuvo a la madre, que ahora quedó a disposición de la Justicia. Después de todas las labores de rigor en la escena, el informe preliminar confirmaría que el deceso fue consecuencia de “asfixia por ahorcamiento”. El caso conmovió a la comunidad y las preguntas comenzaron a surgir.

Por ahora se sabe que el entorno de la mujer desconocía de su embarazo y que ésta habría estado sola al momento del parto. Se reconstruyó que la muchacha había dado a luz en el Hospital Materno Neonatal (HMN) y un día después fue dada de alta.

Nueve meses atrás, una beba que también fue abandonada por su madre fue hallada en el acceso Oeste por un deportista. En este caso, la niña sobrevivió, pero hasta el momento su entorno no se explica qué pasó en la mente de la mamá, que actualmente está detenida.

Ambas mujeres llegaron a parir solas y salieron del hospital de la misma manera. Desde el nosocomio afirmaron que a la hora del ingreso de las mujeres siempre se pide la presencia de un familiar o al menos un número de contacto, pero ante la negativa, esta situación no es impedimento para la atención, debido a que el parto es una situación de emergencia.

“Siempre les pedimos a las pacientes que vengan con alguien, pero aun así a veces vienen solas, vienen derivadas del interior y también a veces la mamá tiene que venir al hospital y el papá tiene que quedarse a cuidar a los otros hijos. Para ingresar se solicita la documentación del paciente, los datos personales, números de teléfono de contacto, firmar los consentimientos informados. Las menores de edad tienen que estar acompañados por algún mayor; si es una menor de edad llamamos a algún familiar o alguien a cargo porque hay veces que vienen solas también y ahí interviene servicio social, psicólogos, obstetras, es un trabajo arduo”, explicó, en diálogo con, David Halac, gerente asistencial del HMN.

Una mujer adulta en trabajo de parto que llega al hospital sola será atendida porque esa situación es catalogada como urgencia. “Hay pacientes que están indocumentadas y se les atiende. A veces los pacientes tampoco dan el nombre verdadero, no adjuntan la documentación verdadera o no traen documento. A todo esto se le agrega que el 50 por ciento de los nacimientos que se producen en la maternidad no se controlan en nuestro hospital, es decir, se controlan de los Caps o vienen derivados del interior, son pacientes que no conocemos, el médico de guardia tampoco las conoce”, explicó Halac.

Cuando llega el bebé

Debido a la pandemia de coronavirus, las salas de maternidad no están llenas de familiares ansiosos. Solamente se permite la visita de una persona, para evitar aglomeraciones. Según el personal del hospital, los controles se realizan constantemente, tanto física como psicológicamente, ya que en esta etapa las mujeres suelen pasar abruptamente de “mujeres con panza” a cargar un bebé indefenso en brazos, que requiere de toda la atención y cuidado.

“El puerperio es un período que se da inmediatamente posterior al parto e incluye cambios en los que se adapta a la nueva realidad y el cuerpo vuelve al estado anterior al embarazo. En este período puede haber crisis emocionales, cambios de humor, cambios de conducta, que con un equipo de profesionales al lado eso se puede contener mejor. Los fenómenos de mayor aparición son la tristeza posparto o baby blues, la depresión posparto, la ansiedad pos parto y se toma en consideración a la psicosis puerperal, cada uno de estos tiene diferentes formas de manifestarse. Nosotros si detectamos elementos de esta tristeza posparto lo vamos trabajando psicoterapeúticamente para que pueda irse del hospital contenida”, expresó Juan Pablo Brítez Svoboda, jefe del Servicio de Salud Mental del Hospital Materno Neonatal.

La depresión posparto puede acentuarse cuando la madre ya fue dada de alta y la psicosis puede aparecer cuando todavía está internada y la lleva a tener alucinaciones, por ejemplo. En ese caso el equipo de psicólogos tiene que intervenir, al igual que la familia.

“En todas las patologías de salud mental, la familia es de gran importancia”, aseveró Svoboda, que también comentó que desde el hospital se propicia que la maternidad sea acompañada. “Ver una embarazada sola es un caso muy llamativo, normalmente están acompañadas de sus familiares”.

Si es una mamá adulta llega sola, “y si hay elementos que indiquen que está inestable emocionalmente o necesita ayuda de un modo social, se hace las interconsultas con las áreas que corresponden. Hay algunas patologías que no son tan evidentes. Si la mamá adulta en todas evaluaciones médicas que se le realizaron no tuvo ningún indicador en su conducta de alucinación o manifestar que fue víctima de violencia, no es necesaria la consulta con el psicólogo. En casos de embarazo adolescente, casos que ingresan por la unidad de medicina fetal o situación de alto riesgo sí o sí pasan por el servicio de salud mental”. Una mamá que no manifiesta conductas llamativas puede salir con su bebé “después de 48 horas, si el parto fue normal, le dio la teta al bebé y todo se dio con normalidad”, dijo Svoboda. 

Alta conjunta

Tomando el caso de la mamá adulta que llegó sola y fue atendida por tratarse de una situación en que están en riesgo dos vidas, llega la hora de irse a casa. Aunque no haya recibido visitas -las realidades particulares son infinitas-, puede irse si su conducta fue normal y su salud es estable.

“Antes de irse, la paciente tiene que estar de alta tanto del punto de vista médico (mamá y bebé) como administrativo, tiene que tener la documentación (certificado de nacimiento, la pulsera de la mamá es la misma que la del bebé, las huellas digitales). El alta médica a la mamá se la da el obstetra y al bebé, el neonatólogo, y después se les da el alta administrativa, luego de eso pasan al alta conjunta, que es un grupo de mamás, pueden ser quince, que se van el mismo día”. Si se trata de una menor, se pide el acompañamiento de un adulto, pero en el caso contrario, la mujer tiene la libertad de salir con su bebé en brazos.

Total Page Visits: 40 - Today Page Visits: 1