El director general del Instituto Misionero de Biodiversidad (IMiBio), Emanuel Grassi, advirtió que por los eventos extremos se pierden ecosistemas enteros de la selva paranaense.

Los incendios intencionales constituyen un importante agente de perturbación de los ecosistemas. En Misiones preocupa el impacto que estos generan en la biodiversidad ya que la selva posee más de 564 especies de aves, 120 de mamíferos, más de 3.600 de plantas vasculares, casi 260 especies de peces y miles de microorganismos.

El director General del Instituto Misionero de Biodiversidad (IMiBio), Emanuel Grassi, en una entrevista exclusiva  explicó los daños que generan estos eventos extremos a nivel ambiental.

Las consecuencias inmediatas son las pérdidas de individuos y especies particulares, como las araucarias que se perdieron en San Pedro en el Parque Provincial, y sobre todo la pérdida de nichos ecológico y espacios donde se desarrollan no solamente árboles sino que también tiene su nido algún pájaro carpintero, algún insecto, todo ese equilibrio se pierde cuando se genera un incendio”, sostuvo.

Manifestó que “las sequías, altas temperaturas, falta de humedad, junto a los incendios y el cambio climático a largo plazo hacen que la posible regeneración de estos espacios favorezcan a las especies que soportan esto y no tendremos el equilibrio en la selva paranaense al que estamos acostumbrados”.

No sabemos cómo la propia naturaleza equilibrará los disturbios que tenemos hoy por hoy, porque tampoco sabemos los efectos que tendrán en las especies en los años que vienen, si habrá sequía, inundaciones, todo eso es preocupante porque estamos moviéndonos día a día, año a año, con condiciones climáticas a las cuales no estamos acostumbrados”, manifestó Grassi.

Sobre la sequía que afecta a la región, el director del IMiBio explicó que “la capacidad de resiliencia de los ecosistemas tiene que ver con el equilibrio a nivel ambiental, de temperatura, de humedad y otras características y al tener eventos extremos está la posibilidad de que las plantas con su rol ecológico se vean afectadas al momento de su germinación ya sea porque no tiene el porcentaje de agua necesaria. Hay varios factores que hace que se vea afectada la capacidad de recuperación”.

A todo esto, Grassi destacó que para frenar este tipo de situaciones “hay que por todos los medios evitar que se generen focos de incendios, que la gente produzca rozado o queme hojarasca”.

Son acciones que está trabajando la provincia con información, flyers y charlas que tienen que ver con una emergencia de este tipo”, concluyó.

Total Page Visits: 113 - Today Page Visits: 1