Ante los focos de incendio en la Reserva Guaraní, área que pertenece a la Universidad Nacional de Misiones, el presidente del Colegio de Ingenieros Forestales, Jaime Ledesma, comentó que se trabaja en conjunto con los Bomberos Voluntarios para combatir las quemas que afectaron a aproximadamente cinco mil hectáreas.

Desde el Colegio de Ingeniero Forestales, se coordinan tareas logísticas para combatir el incendio en la Reserva Guaraní. “Nos solidarizamos y nos pusimos a disposición para colaborar en lo que podíamos”, indicó el presidente Jaime Ledesma.

Precisó que las quemas se produjeron por descuidos de cazadores furtivos, y recalcó que la mayoría de los incendios inician por algún descuido del hombre, y se complica no solo por las altas temperaturas, sino también por el déficit hídrico y la faltante de agua en los cursos de arroyos. “Los factores ambientales son un combo, y si no se toma conciencia, es muy proclive a generar efectos adversos; los incendios son complejos, y por eso requieren de varias tácticas de combate”, explicó.

No es sencillo combatir un fuego forestal porque requiere de mucho profesionalismo, más allá de lo que implica la logística operativa para lograrlo”, recalcó, y explicó que los cortafuegos se realizan para evitar que se propaguen.

“El avión hidrante es un elemento más del combate, pero no es la gran estrategia para combatir un incendio forestal, porque se necesita el trabajo de los brigadistas en el territorio, acompañada por la logísitica que posibilita evitar los avances. El mayor trabajo lo hacen los bomberos voluntarios cuerpo a cuerpo”, subrayó.

Un equipo de docentes y no docentes de la Facultad de Ciencias Forestales lucha contra los focos de incendios en la Biosfera Yabotí

Ante el avance indiscriminado del fuego en la selva misionera, un equipo de docentes y no docentes de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) decidió colaborar en el control de los focos de incendios. Las tareas en conjunto con imágenes satelitales y drones luchan contra el fuego en la zona centro de la provincia.

Alejandro Vargas, docente e integrante de este equipo, tiene un rol fundamental en la vigilancia satelital del terreno, está a cargo de dar aviso inmediato sobre los focos de incendio que se detecten.

Imagen ilustrativa – Focos de incendios en la Biosfera Yabotí en 2020

Yo me quedé haciendo base en la oficina y lo que hacemos es trabajar con imágenes satelitales y con un programa que me permite descargar y ver posibles focos de incendios o cierta concentración de humo que aumenta la probabilidad de que haya incendios, con eso actualizamos los mapas” explicó.

Mediante esta metodología de trabajo, el equipo despliega el personal para poder atender los focos de incendios además de que también posee drones con los que se realizan sobrevuelos en las zonas de difícil acceso para monitorear la situación.

Vargas también explicó detalles de cómo se llevó a cabo uno de los últimos operativos que realizaron. “Se detectó la columna de humo por el personal que trabaja en la reserva, ésta empezó a monitorear y ya el equipo técnico de la Facultad de Ciencias Forestales y colegas se acercaron al lugar como así también el decano de nuestra casa de estudio se hizo presente y desde ese momento lidera el equipo”, contó.

Debido a la utilización de la tecnología, otro de los problemas contra los que lucha el equipo son los problemas de señal. Sin embargo, ya han detectado puntos estratégicos en donde se puede obtener señal para realizar comunicación y traspaso de datos. “Puede ser en muchos momentos una dificultad, pero hay un punto estratégico, como nuestro mirador en la reserva y otros que detectaron ahora la gente en campo, pero nosotros recibimos parte diario del decano o algún integrante”.

El equipo despliega tareas por todo el territorio y recibe colaboración por parte de la casa de estudio, diferentes organismos y empresas para insumos y herramientas “Actualmente hay más de treinta personas trabajando en el lugares de diferentes” comentó Vargas.

El equipo de docentes y no docentes no tuvo la suerte de que la lluvia llegara a las zonas donde realizan trabajos. La sequía es extrema y piden a vecinos y ciudadanos que extremen los cuidados para evitar incendios “No sé cómo hacer para transmitirle a la gente que esto es algo muy serio, se nos está quemando la selva misionera, muchos nos embanderamos con ella, pero ahora es momento de hacerlo más que nunca” sostuvo Vargas.

Ante este contexto, el equipo pudo confirmar que se logró contener los incendios en la zona sur de la provincia, en la reserva cultural y natural Papel Misionero, pero que harán “guardia de cenizas” debido a las posibles ráfagas de viento que podrían avivar el fuego nuevamente. No es la suerte en la zona norte de la provincia, puntualmente en el Parque Caa Yarí, donde se sigue intentando controlar la situación.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1