Mientras la Justicia investiga la denuncia de una adolescente de 17 años, quien manifestó haber sido raptada en la vía pública y abusada sexualmente por cinco jóvenes en Posadas, el avance de las investigaciones policiales no han podido establecer fehacientemente los dichos de la supuesta víctima.

Las pericias al celular de la chica y registros fílmicos de supuestos lugares donde fue interceptada y de donde fue hallada once horas después -pidiendo auxilio-, no coinciden con el relato de la adolescente. secuestrada y abusada por cinco hombres

La menor denunció que fue interceptada en la noche del lunes pasado a alrededor de las 19:30 horas, en la esquina de las avenidas Almirante Brown y Zapiola de Posadas. Dijo fue abordada por los hombres que se desplazaban en un auto color oscuro, con vidrios polarizados y estaban con los rostros cubiertos.

En ese momento, dijo la muchacha, se encontraba caminando sola por la avenida Brown rumbo a su domicilio, luego de haber acompañado a su madre al trabajo.

Durante once horas la joven estuvo desaparecida, tiempo en el cual fue privada de su libertad y abusada sexualmente en una vivienda abandonada cerca del cementerio La Piedad por cinco hombres con rostros cubiertos, de los cuales sólo identificó a su ex novio de 17 años, según relató la víctima a su madre, quien formalizó la denuncia en la comisaría seccional sexta.

Once horas después –a la 6:00 horas de ayer martes- de haber sido supuestamente raptada, la menor fue hallada en la vía pública, caminando desesperada hacia su domicilio del barrio Yacyretá, en estado de shock y muy dolorida.

Interviene en el caso, el juez de Instrucción 2 de Posadas, Juan Manuel Monte, quien solicitó a la Dirección Cibercrimen de la Policía de Misiones –entre otras medidas- que se analice el teléfono celular de la adolescente, para rastrear los lugares donde estuvo la víctima en el tiempo en que estuvo desaparecida.

En el marco de las investigaciones fue hallado el adolescente de 17 años, señalado como uno de los sospechosos. El menor señalado fue notificado de la causa, quedando al resguardo de sus progenitores y se le impuso prohibición de acercamiento hacia la supuesta víctima. El acusado negó vinculación con el hecho denunciado, aludiendo que en el momento de desaparición de su ex novia estaba en su domicilio, versión que fue corroborada por su madre en sede policial.

Medidas adoptadas

El Juzgado interviniente ordenó presencia de Criminalística y Bioquímico Policial, quienes se hicieron presentes en el lugar y realizaron trabajos de rigor. Además se hizo presente Cuerpo Médico Forense en el Hospital Madariaga, quienes procedieron al secuestro de prendas de vestir de la menor y examinaron a la misma.

Avance de las investigaciones

Según trascendió de fuentes de la investigación, personal técnico de la Dirección Cibercrimen lograron establecer que el teléfono celular de la menor estuvo en línea hasta las 04:30 horas de la víspera, donde registra varios mensajes desde la red social Whatsapp e Instragram, donde mantenía conversaciones con al menos diez perfiles diferentes; no dando características específicas del lugar donde se hallaría, señalando que en una de las conversaciones, uno de los contactos (femenino, posible amiga) le manifiesta que no hiciera lo mismo que en el mes de octubre del año pasado, que se habría ausentado por toda la noche, ocasionando la preocupación de la progenitora, aludiendo con este comentario que no es la primera vez que pasa este tipo de hecho.

Asimismo, que se registraron varias llamadas y mensajes de su madre las cuales fueron ignoradas (no contestadas, ni respondidas). Que además, se realizaron relevamientos en cámaras domiciliarias existentes en el trayecto denunciado por la madre, a los fines de ubicar el vehículo con las características indicadas por la denunciante, color negro y con vidrios polarizados; constatando únicamente la imagen fílmica de la menor pero caminando. Que de las secuencias domiciliarias de la avenida Aguado, en el horario de 4.40 a 6.15 horas, donde supuestamente fue hallada la menor por su familiar (tía) tampoco se visualizó nada de lo expuesto. Cabe destacar que de investigaciones realizadas se puede observar la discrepancia entre los relatos de la denuncia, con lo investigado.

En cuanto a la denuncia contra el menor –ex novio de la supuesta víctima- que habría sido señalado por la misma como uno de sus atacantes, el señalado manifestó que se encontraba en su domicilio en el momento de ocurrido el hecho, declaración sostenida también por su madre.

El juez Monte derivó la intervención al Juzgado Correccional y de Menores 2 de Posadas, teniendo en cuenta que el detenido (demorado) es menor de edad.

Total Page Visits: 28 - Today Page Visits: 1