La líder cívica decidió responder a todos y no la asustan ni las críticas masivas de sus aliados ni la amenaza de querella de Gerardo Milmann, Rogelio Frigerio o Cristian Ritondo. Después de los cruces más violentos hubo charla con Gerardo Morales. Y silencio de Mauricio Macri.

Elisa Carrió está decidida a no dejar pasar ni una de las respuestas que recibió luego de su raid de denuncias contra integrantes de su propia alianza política que, según dijo, tendrían «negociados» o estarían intentando una alianza con Sergio Massa. Tras unos días de silencio, difundió un mensaje en el que habla de la «imbecilidad» y dice que «lo que causa escándalo es la verdad». A su vez, se «filtraron» una serie de mensajes del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, donde la acusa de no revelar los «negocios» de Horacio Rodríguez Larreta con el Paseo del Bajo o de Mauricio Macri con el Correo Argentino. Luego, según dicen en el entorno de Carrió y Morales, tuvieron una larga y sincera charla. Sobre las acusaciones de Morales, tanto Larreta como Macri eligieron fingir demencia.

Ni las críticas masivas de todos sus aliados (incluidas todas las líneas de la UCR y el PRO), ni las amenazas con iniciarle querellas por parte de Gerardo Milmann, Rogelio Frigerio y Cristian Ritondo parecen haber asustado a Carrió. La dirigente dejó pasar unos días después de las denuncias políticas, policiales y hasta de índole privada que encendieron en Juntos por el Cambio un fuego que no se apaga. Y luego echó más leña con un tweet: «La imbecilidad según la Real Academia es la absoluta falta de entendimiento. Lo que causa escándalo no es el mensajero ni su tono, es su estilo “poco patriarcal”. Lo que causa escándalo es la verdad. Besos».

A continuación, comenzó a retuitear, uno tras otro, a dirigentes de la Coalición Cívica que continuaban con el tono belicoso hacia quienes quieren «jubilar» a Carrió. Por ejemplo, el legislador Facundo Del Gaiso escribió: «Hay mucho ‘macho del off’ que quiere echar a ⁦Carrió⁩ de Juntos por el Cambio y silenciar su voz en la política. Su voz incomodó desde 1994 a todos los gobiernos de todos los signos. Hasta el último día de su vida va a luchar por tener una Republica y ese día va a ser su ‘retiro digno'», dijo sobre la versión de que en el PRO le buscaban una suerte de «retiro digno».

También el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, cuestionó a los «machos del off». «Cuanto off misógino y cobarde que sigue pretendiendo cancelar, silenciar o preparar ‘un retiro digno’ a Carrió», lanzó Ferraro. «Muchos de los que conformamos Juntos por el Cambio, somos, hemos sido o pretendemos ser elegidos por la gente. Ser electo implica abandonar cualquier interés personal para convertirse en un instrumento de representación de la población y como tal, debemos ser transparentes en todo momento. Hablar de cara a la gente no es un error político, es sí, una actitud poco vista en la política, que debería ser la norma ética y moral», advirtió sobre el hecho de que Carrió eligió ventilar los trapitos al sol.

«La unidad de Juntos por el Cambio está garantizada. Hace 8 años que trabajamos para que esa unidad sea consistente, pero también trabajamos para que el núcleo de valores de esta coalición sea Republicano», insistió el diputado Juan López sobre el núcleo más político de la intervención de Carrió: la idea de que existen dos grupos en Juntos por el Cambio, uno pro Massa y PJ y otro al que denominó el «panrepublicanismo» y que quiere cortar todo vínculo con el peronismo.

Tenés un mensaje

En tanto, se «filtró» una serie de mensajes de texto de Morales a Carrió, todos en un tono que denota un enojo supremo: “Hola Lilita. Vos no sos más decente que yo. Vivo en la casa de mi mujer. Te invito que los dos demostremos lo que tenemos y cómo lo hicimos«, le lanzó, furioso por las implicaciones que lanzó Carrió de que en la provincia tenía negociados con Massa.  “No vas a manchar mi nombre ni mi gestión, que es transparente y transformadora. No te lo permito. Querés romper Juntos por el Cambio. Sos la Cristina Kirchner de Juntos por el Cambio”, le espetó.,

También la chicaneó con que tenía una “mirada bastante unilateral sobre la honestidad”, dado que no miraba los negociados de sus socios: “¿Por qué no hablás del Paseo del Bajo y de los negocios de la Ciudad? ¿Por qué no hablás del tema del Correo de Macri? ¿O de cómo manejaron durante nuestra gestión el crédito tomado al FMI y cómo se fugaron las divisas y quiénes se hicieron ricos? Es bastante unilateral tu mirada sobre la honestidad y sabés que esa actitud tuya no es honesta”, la corrió. Larreta tuvo una causa judicial por presunto direccionamiento del Paseo del Bajo a IECSA, que era la empresa de Angelo Calcaterra, el primo de Macri. Finalmente, fue sobreseído. Por su parte, el expresidente intentó condonar casi la totalidad de la deuda del holding de su familia con el Correo Argentino por la concesión de la época de Carlos Saúl Menem, lo que derivó en una denuncia penal. La deuda sigue sin ser pagada.

En el entorno de Morales, sostuvieron que esos mensajes estaban «editados» para que parecieran peor de cómo se dirigió Morales a Carrió, pero no aclararon cómo fue la comunicación. «Son mensajes privados», se excusaron. También dijeron que Morales habló el domingo con Carrió por más de una hora. No dieron detalles de cómo fue la conversación, ni en qué términos finalizó. Del lado de Carrió, indicaron que la conversación no fue el domingo, sino la semana pasada. Y afirmaron que concluyó en buenos términos.

Por su parte, cerca de Larreta eligieron no hacer comentarios sobre las acusaciones de Morales acerca de «los negocios en la Ciudad». «Cerrado el tema», concluyeron. Macri y su entorno tampoco le respondieron sobre el Correo.

Total Page Visits: 38 - Today Page Visits: 2