Viste en Info.Victoria

Así lo expresó la doctora Viviana Ramírez, ante los síntomas de agotamiento expresados por quienes padecieron la enfermedad. Tampoco aconseja la ingesta de alcohol en forma prematura.

En la provincia son numerosas las personas que ya tuvieron dengue o entienden que transitaron la enfermedad con síntomas más atenuados y sin haber asistido a una consulta médica pero la gran mayoría sabe muy poco sobre qué cuidados o recaudos debe tomar para continuar con sus actividades, ya sean laborales, deportivas o simplemente de esparcimiento, sin tener consecuencias negativas o que puedan generar una recaída en su salud.

La doctora Viviana Ramírez, del equipo de Salud Pública de la Provincia, recomendó el regreso paulatino a las actividades para quienes padecieron dengue, evitando la prematura ingesta de alcohol y el exceso de comidas, sin necesidad de incorporar suplementos vitamínicos. Remarcó como obligatorio el uso de repelentes, el combate del mosquito domiciliario y la vacunación.

En diálogo, la doctora Ramírez dijo que “no es necesario tomar algún tipo de medicamento o suplemento para fortalecer el sistema inmunológico después de haber padecido la enfermedad. Solamente es recomendable mantener una alimentación saludable, variada, ingerir verduras, frutas, mucha agua y jugos naturales, que nosotros tenemos la posibilidad de tener cítricos en la zona, como limonadas”.

Agregó que “si la persona tuvo durante el proceso infeccioso una inflamación hepática importante, simplemente debe tener cuidado de su alimentación, no sobrecargar con frituras, con alimentos ultra procesados, como fiambres, no darse una panzada, como decimos acá de inmediato, pero hace falta un protector hepático”.

El cansancio que muchos dicen continúan sintiendo luego del dengue, indicó que “tiene que ver mucho con qué nivel de fiebre tuvieron y su aceptación sistémica. En aquellos que tuvieron un registro de temperatura muy elevada o la pasaron mal en el sentido que por ahí se deshidrataron, necesitaron algún suerito o tuvieron mucha diarrea, muchos vómitos, en estos pacientes queda un poquito más ese cansancio. Simplemente es mantener sus cuatro comidas y hacer pequeños reposos, o sea, reincorporarse a su vida habitual, pero lentamente”.

En cuanto al consumo de alcohol, siempre en quienes terminaron de cursar el dengue, apuntó que “debemos recordar que todas las bebidas alcohólicas se metabolizan cuando las ingerimos a través del hígado, entonces si yo estuve con un ‘proceso’, el hígado siempre sufre un poquito de inflamación en el dengue lo ideal es no volver a esa ingesta de alcohol prematuramente”.

Otro de los síntomas que más incomoda a quienes cursan el dengue es la comezón o picazón, y para atenuar, recordó que “no se recomienda usar la difenhidramina en forma inyectable o en forma de jarabe, o la loratadina, que son los dos antialérgicos más comunes que todo el mundo conoce. La difenhidramina produce somnolencia y en esta etapa que está la comezón es la denominada crítica, entonces necesitamos que esté con su conciencia plena. No es una reacción alérgica lo que tiene el paciente, sino que es una reacción por el aumento de la permeabilidad de los capilares”.

En la misma línea aclaró que “el tratamiento que se usa lo llamamos tópico, en la piel, y consiste en colocar cremas que disminuyan la picazón, también pañitos de agua fría que pueden utilizar como medidas naturales nuestras, hervir manzanilla o malva, enfriar, y con eso aplicarlos para aliviar esa picazón. Muchas veces se confunde esta etapa porque puede ser que está todo rojo, pueden tener un puntillado o ronchas sobreelevadas, pero si está el antecedente de la fiebre, bajó la fiebre y apareció la roncha, es parte de este cuadro infeccioso, no es una reacción alérgica”.

A tener en cuenta

“Con los brotes que nosotros tuvimos, en 2016, 2019 y 2020, previo a la pandemia antes de que se declare el aislamiento obligatorio, ya habíamos tenido un receso de actividades escolares por el brote que estábamos cursando en el 2020, teníamos un nivel de población susceptible. ¿Qué significa esto? Que muchos misioneros ya tuvieron dengue”, resaltó la doctora.

Agregó que “al haber cuatro serotipospodemos llegar a tener cuatro veces dengue, y cada una de estas veces con un poco de más síntomas o más gravedad que la anterior. Entonces, el trabajo acá tiene que ser mancomunado entre la familia, la comunidad y el municipio. El mosquito Aedes aegypti vive dentro de la casa, es un mosquito domiciliario puro. El aedes albopictus es un poco más periurbano y también Misiones lo tiene”.

Insistió en que “hay que trabajar mucho en el domicilio en buscar los reservorios en el patioCon el intenso calor que hizo, el mosquito está dentro de la casa, porque le gusta una temperatura entre 25 y 30 grados. Entonces, es trabajar dentro de la casa a conciencia en eliminar, poner espiral, la pastillita termosensible, usar repelentes si vamos a ir a lugares abiertos, recordar que en los lugares externos, en las plazas por ahí, ahí sí pica a la mañana temprano y a la tardecita. Pero dentro de la casa puede picar en cualquier hora. Tener como un hábito ya el uso del repelente”.

Sobre la posibilidad de volver a tener nuevamente dengue, manifestó que “yo puedo volver a tener dengue, si me infecté, supongamos ahora en febrero, me va a quedar la inmunidad de por vida para el serotipo que tuve. Y una inmunidad protectora para los otros 4 serotipos, pero en un cortito plazo, tres meses. A partir de ahí me puedo volver a contagiar”.

¿Cuándo vacunarse?

“A los seis meses de haber tenido el cuadro de dengue ya se pueden vacunar. A partir de ahí iniciar los trámites para la vacunación con dos dosis, la primera y después a los tres meses la segunda dosis. Recordemos que en Misiones se amplió el rango etario, que es la población que está más afectada, de 20 años a 59. Pero la vacuna en sí tiene su indicación de 4 a 60 años”, apuntó la doctora Ramírez.

Aclaró que “todos los CAPS municipales y provinciales, estamos abocados no solo a la atención general de los pacientes habituales, sino que la prioridad es el paciente febril. Así que no hace falta ir a los hospitales, sino que a su centro de salud más cercano pueden asistir para atenderse y no automedicarse, no pensar que a todos le dan paracetamol por eso me quedo en mi casaSiempre es importante la consulta dentro de las 48-72 horas y si hay algún signo de alarma, la consulta inmediata”.

Dengue en sus tres etapas

La doctora Viviana Ramírez destacó la importancia de conocer que el dengue es una enfermedad febril aguda y que “se autorresuelve si uno tiene un cuadro clásico. Dura de 10 a 14 días y en ese tiempo transcurrimos tres etapasla febril, que es la primera donde de forma aguda aparece una temperatura de 38 hasta 42 grados incluso de fiebre, con todos los síntomas clásicos, como dolor de cabeza, detrás de los ojos, postración, dolor muscular, en algunas presentaciones puede haber vómitos, diarrea, sobre todo en los chicos y en los adultos mayores”.

Siguió detallando que “cuando baja la fiebre, que muchas personas ahí pueden como mal interpretar, que le pasó y ya está mejor, en realidad es que cuando baja la fiebre ingresamos a la segunda etapa, que es la crítica, donde se pueden producir los problemas severos del dengue. Entonces en esa etapa, donde uno pasa la fiebre, aparece como si fuera un brote, un rash, para tener en cuenta como si fuera una reacción alérgica, ronchitas que pican. En algunos casos pueden aparecer complicaciones, como la bajada de las plaquetas, hemorragias de la nariz, de las encías, en la orina, en la materia fecal, dolor abdominal intenso, o alteración del sensorio de la conciencia, o está somnoliento o está muy inquieto o agitado, que son de tres a cinco días”.

Finalmente “pasado eso va la etapa de recuperación, hasta completar ese cuadro entero de los 14 días”.

Té de hoja de mamón

Otra de las cuestiones abordadas por la profesional de la salud fue el té de hoja de mamón como contribución para atenuar los síntomas del dengue y en ese sentido destacó que “es una gran discusión entre los colegas. Yo trabajo además en la UCAMI (Universidad Católica de las Misiones) y también tenemos una investigación de varios profesionales, incluso del Maiztegui (Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas), y la verdad es que es como un mito pero con una parcialidad”.

Aclaró que “hay ciertos estudios científicos, pero que no completaron la fase clínica, que hablan de una mejoría en cuanto a las plaquetas, a evitar que se disminuyan tanto las mismas, pero no se sabe la dosis exacta, la concentración exacta que se necesita. Entonces es como una recomendación a medias. En lo particular, a los menores de 12 no se le debe suministrar ninguna infusión casera, sobre todo en este momento, en el cual puede haber cuadros de diarrea y puede descompensar esa diarrea”.

Acerca de los dolores que en algunos que tuvieron dengue les queda en el cuerpo, la doctora Ramírez sostuvo que “ahí tengamos en cuenta que en la provincia estamos cursando tanto dengue, con sus variantes, más chikungunya. Entonces hay que hacer la diferencia, el chikungunya tiene más afectación articular, tobillo, rodilla, codos, manos, pequeñas articulaciones de la mano, se hinchan incluso las articulaciones y queda ese cuadro articular posterior, incluso a los 14 días.

Entonces por ahí aquellos pacientes que hicieron algún análisis que les dio negativo para dengue, pero resulta que siguió con esos dolores articulares, hay que volver a controlarlo y tratar de descartar el chikungunya”.

 Ahora, “para los que quedaron con la molestia articular y tuvieron dengue, si sus plaquetas ya están normales, se puede utilizar algún otro analgésico que ayude a aliviar los problemas articulares”, dijo.