Viste en Info.Victoria

Los trabajadores se concentraron este jueves en la sede de la UTA en Posadas, pero siguen sin definiciones oficiales.

El final de la concesión de cuatro líneas de colectivos urbanos de Posadas a la empresa Bencivenga, que desde la medianoche de este jueves al viernes dejará de brindar el servicio, sume en la incertidumbre no sólo a los usuarios de esas líneas -que pasará a explotar transitoriamente una de las firmas del Grupo Z hasta que se concrete la nueva licitación- sino también a los choferes.

Más allá de que desde el Municipio informaron que los pliegos licitatorios contemplan el traspaso a la concesionaria adjudicataria del servicio de los “60 empleados declarados formalmente por la empresa Bencivenga”, desde ésta última afirmaron que contaban con 90 trabajadores, por lo que hay un remanente de 30 choferes que no están contemplados por la Comuna.

En cualquier caso, hasta última hora de la tarde de este jueves los choferes no habían recibido notificación alguna sobre la continuidad de sus tareas, lo que motivó que muchos se acercaran a la sede del gremio Unión Tranviarios Automotor (UTA), sobre la avenida Mitre, en busca de contención e información.

Sin embargo, desde la entidad sindical tampoco pudieron darles precisiones respecto a su futuro, apuntando a una “desorganización” por parte del Municipio, y recién este viernes esperan tener un panorama claro de la situación generada “por no hacer las cosas como corresponde”, según expresó el gremialista Horacio Álvez en referencia a la Comuna capitalina.