Viste en Info.Victoria

Fue en el marco de operativos realizados en tres localidades misioneras. Entre los detenidos hay un hombre y una mujer, que serían de Bernardo de Irigoyen.

En tres operativos realizados en las últimas horas en las localidades de Bernardo de Irigoyen, San Vicente y Colonia Aurora, efectivos de Gendarmería Nacional lograron sacar de circulación más de 43 mil paquetes de cigarrillos ingresados al país de contrabando y detuvieron a dos sospechosos.

En uno de los procedimientos, cerca del acceso al paraje Dos Hermanas, los federales observaron aproximarse a tres vehículos que, sin detener su marcha, chocaron uno de los patrulleros y siguieron raudamente hacia Bernardo de Irigoyen. «Se emitió una alerta a los demás efectivos desplegados en la zona para ejecutar una operación tipo cerrojo», informó la fuerza, dando cuenta que «momentos más tarde y sobre un camino terrado, los evadidos chocaron a otra unidad oficial, resultando con serios daños, por lo que los ocupantes no pudieron continuar y fueron detenidos, siendo un hombre y una mujer». En ese contexto, a los pocos metros «el segundo rodado se detuvo y el conductor corrió hacia el monte», por lo que no pudo ser alcanzado, mientras que el tercer vehículo «escapó de la escena».

«Registrados ambos vehículos se constató que la camioneta transportaba 20.200 paquetes de cigarrillos de origen extranjero que carecían del aval aduanero correspondiente, como así también teléfonos celulares y equipos de radiofrecuencia», concluyeron los gendarmes.

En una segunda intervención, sobre la ruta Nacional 14 a la altura de San Vicente, una camioneta evadió el control y se dio a la fuga. «Fue ubicada en un camino sin salida y sin ocupantes, constatando la presencia de 16.810 paquetes de cigarrillos en su interior», de acuerdo a lo que se informó. El coche presentaba pedido de secuestro por robo y el dominio colocado pertenecía a otro rodado.

Finalmente, en Colonia Aurora hacían patrullajes y observaron a dos hombres que a bordo de una canoa se adentraron en el río Uruguay después de descargar varios bultos sobre la costa. «Una vez requisados, se verificó que se trataban de 6.500 paquetes de cigarrillo de origen extranjero, así como 4 bidones de herbicidas».

Finalizadas las actuaciones, el magistrado interviniente en cada caso dispusio el secuestro de los vehículos y la mercadería en infracción a la Ley de «Código Aduanero».