Viste en Info.Victoria

Los usuarios del servicio hacen “malabares” para llegar a pagar sus cuentas y evitar los cortes. De todas maneras, de la mano de los ajustes, crecen los índices de morosidad y se profundizan cuando la cuenta es por agua potable.

Las fuertes subas de luz autorizadas por el Gobierno nacional y provincial en los últimos meses esquilma bolsillos y empieza a emerger con fuerza un viejo fenómeno que vuelve con cada crisis: el retraso en los pagos y la búsqueda de financiación para ponerse al día y evitar cortes.

“Se está sintiendo el cambio en el comportamiento de pago y la morosidad de los socios. En los números concretos, para energía tenía un promedio de cobro del 95% con total anticipación a la fecha de vencimiento de las facturas. Actualmente ese índice de morosos no solo se amplió, sino que por ejemplo, el socio que paga estira las fechas hasta lo último porque no le alcanza”, dijo el gerente de la CEEL, Javier Aguirre.

Quien amplió: “Ese porcentaje de socios siempre pagaba los primeros días del mes: es decir que cobraba y se acercaba a saldar su deuda. Hoy el promedio de cobro bajó al 86%, que se traduce en un número importante de usuarios que están entrando en lista de corte”.

En otro sentido, pero que también es una variable por el escenario actual de suba de precios en general y fuertes ajustes en la tarifa de los servicios, los usuarios del servicio “hacen malabares para llegar a pagar sus cuentas”.

La Cooperativa Eléctrica de Eldorado, la cual además brinda otros servicios, también provee de agua potable y en ese ítem, el índice de cobro descendió al 79%, lo que nos demuestra que los socios de agua no están pudiendo pagar las boletas vencidas los 60 días”, enfatizó Aguirre.

EN CUOTAS Y CON CHEQUES. Recientemente el Ministerio de Hacienda firmó convenios con las cooperativas para enfrentar aumentos.

Tarjeta y financiación propia

Las cooperativas eléctricas y de agua recientemente avanzaron en la implementación de las facilidades de pago para los usuarios afectados por los fuertes ajustes, que en este caso golpea a los sectores de ingresos medios y altos. En especial a aquellos que no están inscriptos en la segmentación tarifaria que otorga subsidios para familias de ingresos bajos y medios.

Sin embargo, quienes no están dentro del sistema RASE porque sus sueldos superan el máximo estipulado o bien, porque no se quisieron inscribir experimentan abultadas subas y son los que más se quejan por lo que reciben en las facturas, según deslizaron desde los sectores de cobranzas en las cooperativas consultadas.

Durante marzo y abril el ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, mantuvo reuniones de trabajo con representantes de las cooperativas eléctricas y Energía de Misiones con el objetivo de avanzar en la puesta en marcha del programa de facilidades de pago que permite a todos los usuarios residenciales, comerciales y productivos cancelar sus facturas de energía en tres cuotas sin interés con tarjeta de crédito y para algunos sectores con cheques, para el caso de empresas forestales, de salud y del Clúster de Mandioca autorizadas que no cuenten con tarjeta de crédito, quienes tienen la posibilidad de abonar con cheques a 0, 30, 60 o 90 días sin interés. Para acceder, las empresas interesadas deben primero solicitar autorización a la prestadora del servicio antes del vencimiento de la factura, que para que se entienda abonan facturaciones promedio por encima de los dos o tres millones de pesos.

La posibilidad de acceder al beneficio estará vigente hasta el 30 de junio y contempla a los usuarios de todas las categorías de Energía de Misiones y de las cooperativas eléctricas adheridas, quienes podrán abonar las facturas del mes corriente con tarjeta de crédito de Banco Macro.

“Los socios están pagando con las tres cuotas a través de Macroclick. Esa forma de pago está siendo muy utilizada y también los habilitados por hacienda para cheques sin intereses”, señaló en tanto la presidenta de la CELO, Karina Derna.

“Nosotros tenemos una morosidad de entre el 8% y el 10% aproximadamente, lo que vemos es que la gente trata de no pagar en cuotas porque de lo contrario se le suma la factura que debe con la cuota y eso para muchos es peor. Como los cortes en el servicio recién se proceden a la segunda boleta pendiente, el socio va encontrando la manera de saldar a plazo.

Cuando realmente ya no llega a pagar se acerca a buscar financiación, porque hay que saber que desde fines del año pasado a ahora las tarifas se duplicaron o triplicaron”, señaló en tanto el integrante de la Federación de Cooperativas de agua y titular de la cooperativa de Puerto Rico, Daniel Sena.