El adolescente de 17 años asistía al Centro de Formación Rural «Las Colinas», ubicado en paraje Atalaya y salía de un aserradero cercano donde realizaba una pasantía cuando ocurrió lo inesperado: cayó muerto.

Desde la institución manifestaron el profundo pesar por el deceso repentino e inesperado del estudiante Marcos Gómez Almada, ocurrido ayer al mediodía. Se encontraba cumpliendo funciones en el marco de una pasantía profesional que realizaba en un aserradero lindero a la institución educativa.

Salió de ahí y cayó. Fue trasladado prácticamente sin signos vitales al Hospital San Juan Bautista, desde donde confirmaron la muerte del joven.

Según profesionales de la salud que recibieron a Gómez, el chico habría padecido una patología cardíaca que no fue detectada a tiempo y era muy activo.

Total Page Visits: 60 - Today Page Visits: 1