Este fin de semana después de un par de meses cerrado por reiterado incumplimiento de las normas municipales y de ruidos molestos, reabrió el Bowling Strike de Posadas, ubicado sobre la avenida Mitre.

Casi automáticamente volvieron también las juntadas en motos, los aceleradores rugiendo y la música atronadora que hace temblar las paredes de los vecinos del barrio, varios de ellos coincidentemente médicos y enfermeras, dedicados al cuidado de la salud en el área de Emergencias del sistema de Salud público provincial , que ingresan a trabajar a las 06:00 pero no pueden dormir ni descansar por la reiterada y sistemática violación de las normas municipales que regulan la convivencia en la ciudad.

Los vecinos grabaron desde varias casas de distancia el ruido que se emitía desde el bowling a las 3:45, como una muestra clara de la insoportable situación que padecen diariamente desde la mitad de cada semana.

También explicaron que no recibieron respuestas de la división de ruidos molestos de la Municipalidad, y que nadie les atendió el teléfono.

Ante las reiteradas situaciones que deben soportar, los vecinos adquirieron medidores del sonido emitido a alto volúmen, que registró esta madrugada desde una vivienda cercana 44 decibeles, y ya en la vereda de la misma a 55 decibeles.

Uno de los vecinos expuso también que como toda respuesta ante los reiterados reclamos  había recibido la explicación que la rentabilidad  de la venta de alcohol es tan importante que “conviene” soportar los reclamos y abonar las multas, y continuar con el negocio.

Anteriormente empleados del Bowling Strike de Posadas realizaron una manifestación en contra de la clausura de su local

En la mañana del pasado 30 de julio, empleados del bowling Strike de Posadas cortaron la avenida Mitre sobre la calle España, para manifestarse en contra de la clausura de su local. Dicha medida fue tomada por la Municipalidad luego de registrar reiteradas infracciones a los protocolos y por ruidos molestos.

El pasado 9 de julio, el bowling Strike fue clausuraron por cuarta vez al violar las normas de convivencia e incumplir los protocolos sanitarios establecidos por la Municipalidad de Posadas.

Según consta en el parte oficial de la Policía, cerca de las 23 horas del viernes 9 de julio, y en el marco de los operativos de control de protocolos sanitarios, las autoridades constataron que en el local en cuestión se estaba realizando una “actividad no permitida” con DJ en vivo y prosiguieron a su cierre por violar el decreto 644.  También se hicieron presente miembros de la Dirección Medio Ambiente Urbano Municipal, quienes labraron un acta de infracción por ruidos molestos. Al momento del cierre había unas 250 personas aproximadamente.

TAMBIÉN EN LA COSTANERA

Vecinos de la zona de la avenida Costanera de la Capital provincial también denunciaron que no pueden dormir por el alto volumen de la música en distintos tramos.

Total Page Visits: 74 - Today Page Visits: 1