El peronismo correntino dice que faltó tiempo y un proyecto popular que enamore

GENERAL

Si bien el candidato a gobernador del PJ asumió como propio el resultado adverso, en la oposición local enumeraron otros factores para explicar el voto del domingo.

Luego de la estrepitosa caída sufrida el domingo ante la alianza que lidera el gobernador radical Gustavo Valdés, los principales candidatos del Frente de Todos correntino ensayaron algunas explicaciones. Fabián Ríos, en su rol de excandidato a gobernador, asumió como propia la derrota, felicitó a los ganadores, y asimiló sin peros el mensaje de las urnas. A la hora de las razones, el más explícito fue el excandidato a vice, Martín Barrionuevo, para quien faltó tiempo, además de un proyecto que de verdad sea superador de la propuesta oficialista. El massista Germán Braillard Poccard habla incluso de un camino liberado por falta de una oposición legislativa contundente.

“El camino que transité en lo personal, lo transité desde lo más profundo de mis convicciones. Felicito a quienes ganaron. Asumo personalmente la derrota y les pido a mis compañeros que no abandonen las convicciones”, dijo Ríos en la conferencia de prensa del domingo a la noche.

“Los peronistas somos demócratas, respetamos los resultados”, agregó. Después instó a trabajar de cara a lo que viene: “Tenemos dos desafíos por delante: las PASO y las legislativas nacionales; y el resultado no va a ser el mismo”, adelantó.

Tras la derrota, que fue la más abultada en una primera vuelta desde el retorno de la democracia en Corrientes, Ríos también habló de un necesario “recambio generacional dentro del peronismo”, asunto que está en la agenda del PJ, pero que incluso estuvo en la agenda de la campaña general.

El ingeniero Fabián Roberto Ríos es un veterano dirigente peronista, exintendente de la Capital y actual gerente de la obra energética más importante que se construye hoy en el país: el brazo Añá Cuá de la represa de Yacyretá. Es uno de los que viene pidiendo y promoviendo el recambio, pero en esta ocasión, aún incluso por encima de su voluntad, tuvo que aceptar la candidatura que fue casi una imposición de la estructura partidaria para mostrar un candidato instalado en la opinión pública, coherente y leal con el proyecto. Pero no alcanzó.

Aún así, “la derrota del 2017 dolió más, porque fue sorpresiva”, le dijo a la prensa local. Se refería a la elección que perdió contra Eduardo Tassano, cuando era el municipio capitalino lo que estaba en disputa. “Esta [derrota, del domingo] se esperaba, aunque no con números tan contundentes”. Valdés consiguió, con el recuento provisorio finalizado, el 76,75 por ciento de los votos, contra el 23,25 de Ríos.

Por lo demás, dijo que “no hay mucho por analizar de los resultados electorales. La gente eligió y punto. Debemos seguir trabajando para enamorar al electorado correntino. Hay futuro acá. Hay una base para la unidad y un recambio generacional”.

Martín Barrionuevo, candidato a vicegobernador, habló de un proceso. “Sabíamos que era una elección que tenía las cartas echadas de antemano, pero no esperábamos tanta diferencia. Lo positivo es que estamos juntos para consolidar el proceso de unidad, de pluralidad, y de inclusión para los que se sienten afuera”.

A la hora de las razones, Barrionuevo dijo que son múltiples: “El armado tardío por parte del PJ, la definición de un candidato sobre la fecha de cierre y una situación externa que es real: la altísima imagen positiva del gobernador, que trae aparejada varias aristas, como el poder económico, mediático, el manejo de ciertos resortes judiciales y la buena gestión de marketing que lo vinculó mejor con la gente”.

“A esto hay que sumar lo hecho por una oposición desmembrada durante los últimos 3 años y medio. Estamos en el proceso correcto, pero llegó tarde. Lo malo no es lo último, sino lo que no hicimos antes”, dijo el legislador.

En cuanto a la posibilidad de proyección del resultado provincial a las elecciones nacionales, Barrionuevo cree que puede tener un impacto en septiembre, en las Paso, pero con diferencias menores. No obstante, según dijo, “en noviembre la elección va a ser distinta”.

Barrionuevo trató asimismo de desmarcar al presidente Alberto Fernández de esta derrota. “En verdad los números de Corrientes se conocían de antemano, y nosotros hicimos una propuesta de Corrientes para los correntinos, y no al revés”.

Barrionuevo dijo además que habló con el gobernador Valdés, que lo felicitó por la gran victoria que tuvo, “pero también hablé de la gran responsabilidad que conlleva. Le dije que cuente conmigo para construir en el disenso”.

Quien también habló fue el concejal, electo diputado provincial y referente del massismo en Corrientes, Germán Braillard Poccard. “Logramos unidad pero sin tiempo para llegar con un mensaje claro. Nos golpeó la crisis, tardamos mucho en presentar un modelo correntino y popular, que tiene base sólida, pero que no logra imponerse en las urnas. Sumado a ello, no hubo en todo este tiempo una oposición contundente en los poderes legislativos”, enumeró el edil.

Se quejó además del sistema electoral provincial, pues según su visión, “ayuda siempre al oficialismo”. “No lo digo como excusa, pero es una realidad”. En los cuartos oscuros del domingo había 56 boletas en blanco y negro, pero solo dos opciones. El debate por el sistema electoral está instalado en Corrientes, pero los cambios no llegan.

“Hay cosas por corregir y mejorar, por eso nosotros vamos a acompañar pero a su vez seremos una oposición constructiva y férrea para dirigirles por dónde creemos que es el camino. Ahora tenemos que armarnos rápidamente para llegar lo mejor posible a noviembre”, terminó.

Total Page Visits: 21 - Today Page Visits: 1