Alberto Fernández se resiste a la idea de cambiar su Gabinete

NACIONALES

El golpe electoral que recibió el Gobierno en las primarias de todo el país se sintió ayer en los ánimos de la Casa Rosada. Fuertes críticas puertas adentro del FDT.

El golpe electoral que recibió el Gobierno en las primarias de todo el país se sintió durante toda la jornada de ayer en los ánimos de la Casa Rosada, donde el presidente Alberto Fernández retomó la actividad con un acto oficial en el que no hizo referencia a las urnas.

La mañana después de los resultados electorales de las PASO varios dirigentes que conforman el espacio del Frente de Todos salieron a pedir “cambios urgentes” en el Gabinete.

Frente a esto, en el entorno del presidente Alberto Fernández aseguran que no tienen pensado hacer cambios en el equipo, pero sí apelarán a modificar la estrategia dado que se trata de una derrota que “es de todos”.

De esta forma, el “albertismo” buscó repartir la responsabilidad en la derrota, aprovechando que ninguno de los referentes del Frente de Todos salió fortalecido del resultado electoral. Los dardos están apuntados al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien en el Instituto Patria reclaman correr desde hace meses.

En las primeras horas posteriores al tropiezo electoral, Fernández volvió a respaldar a su titular de ministros y su intención es mantener el equipo completo.

El primero en salir culpar a algunos de los funcionarios cercanos al presidente fue el dirigente social, Luis D’Elía, quien expresó en diálogo con Rodo Herrera, que en la jefatura de Gabinete y en el Ministerio de Economía el Gobierno “debería ir con otra gente”.

“Hay que hacer un cambio generalizado de gabinete”, apuntó D’Elía en declaraciones a la prensa. En la misma línea, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini recalcó: “Si el Presidente no cambia a un montón de gente que tiene al lado, que le hacen el diario como a Yrigoyen, un diario especial para él, no va a poder funcionar”.

Para el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE,) Juan Grabois, el problema está en los nombres de quienes acompañan al Gobierno. “Hay un gabinete muy mediocre y no hay jefatura de Gabinete, los ministros no se hablan entre sí”, afirmó.

A pesar del fuego amigo contra su gabinete, Fernández, en el acto donde presentó el proyecto de Ley de Compre Argentino, sentenció: “Confío en que el camino que iniciamos en 2019 no se altere, y en lo que a nosotros concierne no se va a alterar”.

Por su parte, Cafiero fue el primero de los funcionarios de Gobierno en respaldar la gestión del Presidente, y reiteró el llamado a la militancia kirchnerista a que recupere las calles de cara al 14 de noviembre, tal como pidió Fernández en el búnker de Chacarita.

Entre otros conceptos, consideró que “a pesar del resultado, la mayoría de los argentinos no quiere volver para atrás” y que “no está en tela de juicio la gobernabilidad”, aunque destacó la necesidad de “recuperar la gobernabilidad” de cara a las elecciones generales de noviembre.

“Estamos comprometidos en escuchar el mensaje de las urnas”, indicó Cafiero en una entrevista. Además, atribuyó el resultado electoral al impacto de la pandemia y lo comparó con el desempeño de los oficialismos en otros lugares del mundo. “Le pasó a la gran mayoría, las medidas de restricciones no fueron reconocidas en las urnas y Argentina no estuvo exenta”, agregó.

“El compromiso es reactivar la economía, en el medio hubo una pandemia y hubo que hacerse cargo; hubo que gestionar y tomar medidas que desde el punto de vista electoral no agradan”, expresó Cafiero, y completó: “Sabemos para qué nos votaron: para que generemos trabajo, y para mejorar la vida que teníamos y que queremos recuperar. Lo vamos a hacer independientemente del resultado electoral”.

Además, y ante una consulta, señaló que “hoy no está en tela de juicio la gobernabilidad” y que “ayer se votó en democracia”, aunque destacó que “muchos argentinos muchos no fueron a votar y lo tienen que hacer”.

“La gente no tiene guita”

La candidata a diputada nacional del Frente de Todos en la Provincia de Buenos Aires Victoria Tolosa Paz reconoció ayer que “la gente con su voto dijo ‘hasta acá’” y remarcó que el Gobierno debe “acelerar la recuperación económica” porque la ciudadanía “no tiene guita”.

“A la salida de la pandemia necesita tomar un dinamismo que hasta ahora no tomamos. La gente no tiene que seguir padeciendo la pérdida de poder adquisitivo en el salario y ayer lo demostraron”, sostuvo la postulante del oficialismo, que cayó derrotada frente a Juntos en las PASO.

En declaraciones radiales, la expresidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales analizó el resultado de los comicios y afirmó que “hay muchos enojos de la gente que tiene que resolver el Gobierno”.

“La gente con su voto dijo ‘hasta acá’. Hay que acelerar la recuperación económica porque la gente no tiene guita”, planteó Tolosa Paz.

Y agregó: “La contundencia en las urnas expresa que así no nos acompañan. Las herramientas y las políticas públicas que nosotros podemos entender que eran necesarias no han podido llegar a los hogares, que nos dijeron así no. Esto es un trabajo de reconstrucción y de tomas de decisiones muy profundas”.

En ese sentido, la candidata a diputada nacional remarcó que la población bonaerense mostró su rechazo porque consideró que “con la inflación que come los salarios no (se puede vivir); con los salarios que están deprimidos y que intentamos recomponer, no; con las jubilaciones que están casi en un punto de equilibrio, no”.

La referente platense indicó que “el descontento en la sociedad para con el Frente de Todos está claro” y contó cuál debe ser el camino para intentar revertir la derrota en las generales del 14 de noviembre. “La contundencia en el resultado requiere una contundencia en el cambio de herramientas”, esbozó.

Al ser consultada sobre si el escándalo de la difusión de imágenes de festejos en la Quinta de Olivos durante la cuarentena estricta podían explicar el duro resultado del oficialismo, Tolos Paz manifestó: “Creo que cuando ves un resultado de esta contundencia debe haber una multiplicidad de factores. Posiblemente eso influyó, como influyó la inflación, la pérdida del salario. Hay muchas cosas que influyen”.

De todos modos, también consideró que “es probable” que la campaña electoral del Frente de Todos se haya enfocado en fidelizar el voto propio y no en tratar de captar votantes indecisos.

“Tendrán que tomar nota”

Sectores empresariales y de las finanzas pidieron que el Gobierno “escuche” el resultado de las elecciones primarias y alertaron sobre el riesgo de una “radicalización” en el seno de la alianza gobernante.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, reclamó al Gobierno que “escuche el resultado de las elecciones” primarias, y consideró necesaria la “liberación inmediata” de las exportaciones de carne.

“El Gobierno nacional no sólo tiene que escuchar los resultados de las elecciones, sino también actuar en consecuencia. Una media acertada sería que liberen inmediatamente la cuotificación para exportar carne, que está impidiendo generar ocho millones de dólares diarios”, sostuvo el dirigente.

Además, consideró que durante los últimos meses “vivimos algo que se asemejó a una resolución 125 silenciosa: desde el campo les veníamos diciendo al Gobierno que iba por el camino equivocado interviniendo los mercados y generando cambios continuos que alteraban el normal funcionamiento y nos sacaba previsibilidad en nuestra actividad”.

Gabriel Torres, vicepresidente senior de la calificadora Moody’s, advirtió que tras el resultado electoral el Gobierno podría perder el control de una o ambas cámaras y ello lo obligará a “depender del apoyo de otras coaliciones para la aprobación de leyes, lo que requerirá una formulación de políticas basadas en el consenso”.

“Las PASO anteriores en general han sido indicadores fuertes del resultado electoral final y los resultados señalan que el Gobierno podría perder el control de una o ambas cámaras legislativas en las elecciones generales del próximo 14 de noviembre”, consideró.

Agregó que “la falta de una mayoría legislativa propia obligará al Gobierno a depender del apoyo de otras coaliciones para la aprobación de leyes, lo que requerirá una formulación de políticas basadas en el consenso”.

“La reacción inicial del mercado parece ser positiva, ya que los inversores consideran ese escenario como favorable. Pero una decisión del Gobierno de impulsar un mayor gasto y financiamiento del Banco Central antes de las elecciones de noviembre podría empeorar los ya severos desequilibrios macroeconómicos del país y complicar las futuras negociaciones con el Fondo Monetario Internacional”, aseveró el analista económico.

El empresario inmobiliario y financiero Eduardo Costantini advirtió que “si el Gobierno se radicaliza, se puede esperar una crisis económica de envergadura”.

“Esperaba un resultado no favorable al Gobierno pero no de forma tan contundente”, afirmó el ejecutivo, en declaraciones.

Total Page Visits: 12 - Today Page Visits: 1