La joven vive en Puerto Esperanza. El diagnóstico le fue informado hace una semana y juntan fondos para solventar gastos de movilidad y comprar un colchón

La historia de Norma Benítez (17) conmueve a los vecinos de Puerto Esperanza. Se trata de una adolescente que tiene un tumor en el vientre, pero que en un primer momento los médicos pensaron que estaba embarazada.

El tumor fue descubierto hace una semana, cuando fue a un control de lo que creían era el octavo mes de gestación. Al no constatar latido fetal, le practicaron una ecografía y fue allí cuando los profesionales de la salud se sorprendieron con el diagnóstico.

Ahora la joven está al cuidado de una tía, Raquel Benítez, en el barrio Triunfo, de Puerto Esperanza, aunque hace unos meses vivía con su madre en Comandante Andresito.

Enterados de la situación que atraviesa la joven, que es madre de un niño de 2 años, desde la fundación ‘Por la Sonrisa de un Niño’ comenzaron una campaña solidaria para reunir fondos para los exámenes prequirúrgicos y para que la tía de la joven pueda contar con dinero para hacerse cargo del niño en tanto la madre esté internada.

Pamela Mercado, presidenta de la fundación, solicitó a los vecinos de Esperanza que donen tan sólo 300 pesos cada uno para ayudar con los gastos médicos de la joven. Además gestionará ante Salud Pública para que se le realice la cirugía lo antes posible.

“Mañana (por hoy) vamos a solicitar la intervención urgente por los dolores que ella tiene. Compartimos esta foto porque muchos piensan que está embarazada y no es así. El tamaño de la panza es a causa del tumor, ya no tiene más espacio. Esto le provoca falta de aire cuando se acuesta y los dolores de espalda son fuertes a causa del peso”, contó Mercado.

En diálogo, Mercado explicó que hace poco la joven volvió de Andresito para controlar el supuesto embarazo.

“La verdad, no tengo precisiones sobre hace cuánto esta así. La tía Raquel se comunicó conmigo pidiendo ayuda para conseguir los traslados y el dinero para los exámenes. Nosotros le acercamos mercadería, ya que están pasando mucha necesidad”, señaló.

En tanto, su tía Raquel, quien está brindando alojamiento a la chica, confirmó que los médicos pensaron que era un embarazo. A los 8 meses, en un control, le dijeron que el bebé estaba muerto en el vientre, ya que no había latido fetal, y al practicarle una ecografía le indicaron que se trataba de un tumor en los ovarios.

“Ella se está quedando conmigo y con mis hijos, somos cinco en la casa; si bien ella tiene casa, no se puede mover ni hacer nada con ese peso del tumor. Logramos que se haga un electro para la cirugía, pero no logramos una consulta con un cardiólogo”, comentó la tía de la joven.

Además, indicó que la familia no tiene recursos para solventar los gastos de traslados y análisis prequirúrgicos.

“Ella está durmiendo en la cama de mi hija, pero vamos a necesitar un colchón porque después de la cirugía deberá estar un poco más cómoda”, agregó.

Hoy la mujer hará un consulta médica para poder avanzar con la cirugía.

Para colaborar con Norma se pueden comunicar por Facebook con la fundación Por la Sonrisa de Un Niño o directamente al número de celular: 3757-528872.

Hasta el domingo al mediodía habían reunido 27.800 pesos que ya fueron entregados a la joven.

Total Page Visits: 63 - Today Page Visits: 1