Carlos Bolocin la encontró en uno de los asientos y no dudó en buscar a su dueño, que resultó ser un hombre de 80 años.

Carlos Bolocin (53), chofer de la línea 121 del transporte urbano posadeño, encontró una mochila olvidada entre uno de los asientos de su vehículo y “no se quedó quieto” sino que por el contrario buscó por todos los medios devolverla a su dueño.

El propio Bolocin contó lo ocurrido. “El día 17 a la mañana cuando llegué a la terminal de Transferencia de Quaranta miro y había una mochila que olvidó un pasajero, no sabía quién era por supuesto. Ahí dejé un rato porque tenemos un descanso pero nadie vino a reclamar. Entonces al revisar encontré que tenía algunos papeles y casi 10 mil pesos en efectivo y cuando miro el documento veo que era de alguien mayor”.

Como pasaban los minutos y no aparecía el dueño de la mochila, avisó a su supervisor que más tarde iba a pedir a la policía de San Isidro que lo guiara hasta la dirección que figuraba en el DNI para de esta manera acercarle la mochila a su domicilio.

Sin embargo cerca de las 10.30 en una de las paradas del recorrido el hombre de 80 años lo esperó y preguntó si se había dejado la mochila. Tras corroborar que el nombre que le dijo era el que figuraba en el documento, le entregó la mochila con todo lo que había en su interior.

Me emocionó y casi llegué hasta las lágrimas. Él temblaba todo pobrecito. Me agradeció tanto. Le dije contá tu plata papi porque no te falta ningún centavo. Contó su dinero y contento se abrazaba por su billetera”, relató Bolocin, quien agregó que el hombre le contó que como vive solo no quería dejar el dinero en su casa.

Total Page Visits: 28 - Today Page Visits: 1