El ex concubino de la madre del pequeño fue imputado y luego condenado a 9 años de prisión. Con asistencia de profesionales la víctima identificó a un segundo agresor

En noviembre de 2018, la madre de un menor de 6 años le entregó la criatura a su progenitor, un empleado de la Municipalidad de Oberá. Desde un primer momento el padre notó que su hijo no estaba bien, comenzó a indagar y se enteró del horror.

El 8 de diciembre del mismo año el papá radicó la denuncia ante la Comisaría de la Mujer de Oberá, al tiempo que el sospechoso fue detenido recién en marzo de 2019, después de que el nene ratificara la acusación en Cámara Gesell.

El acusado, identificado como Gustavo Ariel M. (27), aceptó la culpabilidad en juicio abreviado y fue sentenciado a 9 años de cárcel. Cumple condena en la Unidad Penal II de Oberá.

En tanto, el progenitor mencionó que con el correr de los meses el nene fue contando más cosas y apuntó a un segundo sospechoso al que conoce como “tío Juan”, quien también lo habría violado, por lo que en octubre de 2020 radicó la correspondiente denuncia.

“Mi nene ya tiene 9 años y vive con mi mamá y conmigo. De a poco va saliendo a flote, pero los profesionales que lo atienden me dicen que tendrá secuelas de por vida. Lo tratan con psicólogo y psiquiatra, y está medicado. Le hacían cosas aberrantes, que no se va a olvidar nunca. Para colmo, uno sigue suelto”, alertó el papá.

Según la denuncia, el hombre identificado como “tío Juan” abusaba del niño en complicidad con el concubino de la madre, incluso en forma simultánea.

“A mi hijo lo violaban entre dos hombres y uno todavía sigue libre. La segunda denuncia hice en la fiscalía de Instrucción Dos y me explicaron que por la pandemia se demoró todo, pero ya pasó un año y medio y no hubo ningún avance”, reclamó.

“Ese es el tío Juan”
El progenitor también valoró el trabajo de los profesionales que asisten a su hijo, quienes lograron que vaya contando detalles que no constaron en la primera denuncia.

Incluso, gracias a la asistencia y contención recibida se determinó que el concubino de la mamá grababa con su celular los abusos.

Según señaló el menor en Cámara Gesell, cuando su mamá salía para trabajar el padrastro entraba a su pieza, se acostaba en su cama y lo sometía sexualmente.

La víctima también mencionó que en ocasiones, cuando la progenitora se ausentaba, entraba en escena un segundo individuo identificado como “tío Juan”.

Los abusos salieron a la luz gracias a que el niño se mudó con su papá, en noviembre de 2018.

“A los pocos días mi nene me contó que el novio de la mamá le tocaba. Que hacía eso cuando la mamá se iba a trabajar”, relató.

El hombre detalló que se separó de la madre de sus hijos -el nene de 9 y su hermanita de 6- y fue a vivir con su mamá.

“Al poco tiempo el tipo fue a vivir con ella y mis hijos, y empezaron los problemas porque no me quería dar los chicos, según el acuerdo que teníamos. Pero después me dio al nene y se supo la verdad”, señaló.

Con relación al segundo sospechoso, mencionó a que mediados del 2020 llevó a su hijo a la plaza y se cruzaron con él.

“Ese es el tío Juan, me dijo mi nene. Después averigüé su verdadero nombre, dónde vive e hice la denuncia, pero todavía no tuve novedades. Parece que ni le citaron”, indicó.

Temor por la hija
Por otra parte, el progenitor alertó sobre el riesgo que estaría padeciendo su hija de 6 años que reside con la madre y a la que no ve desde hace cuatro años. Explicó que su ex pareja le impide el contacto con la nena, por lo que ya radicó varias denuncias.

“Me dio a mi hijo y desde ahí no me permitió ver a mi hija. Llegó a pedir una prohibición de acercamiento que no prosperó porque no hay motivos. Como que a toda costa quiere separarme de la nena”, lamentó.

Asimismo, indicó que su hijo le manifestó que la niña también habría sido víctima del mismo depravado, de lo que dejó constancia en una denuncia radicada ante la Comisaría de la Mujer.

“Mi nene me dijo que el novio de la mamá también le tocaba a la hermanita. Para colmo, la madre no me permite ver a mi hija. Desde hace cuatro años vengo golpeando puertas para poder verla y no tengo respuestas de la justicia. Siento mucha impotencia, terror de que le hagan algo también a mi nena”, remarcó angustiado.

Además, insistió en que la actitud de la progenitora despierta suspicacias.

Por ejemplo, como ella trabaja de mañana, quien era su concubino era el responsable de llevar a la escuela al nene, aunque en el segundo semestre del 2018 asistió sólo a nueve días de clases de un total de 69, tal como consta en la libreta que tiene el papá.

“Es raro que haya faltado tanto a la escuela y la madre no se haya preguntado qué pasaba, justamente cuando un hombre que hace poco vive con ella queda al cuidado de sus hijos chicos. También de golpe me entregó a mi hijo y nunca más lo quiso visitar. Incluso cortó la relación antes de que el tipo vaya preso, siendo que una madre lucha contra viento y marea por ver a sus hijos”, opinó el progenitor.

Total Page Visits: 62 - Today Page Visits: 2