El ministro de Salud de Misiones, Oscar Alarcón, informó que ya están dadas las condiciones para reabrir las negociaciones con las autoridades sanitarias del Estado de Paraná, con vistas a seguir ajustando el protocolo sanitario que posibilite la reapertura del Puente Internacional Tancredo Neves, que une Foz de Iguazú con Puerto Iguazú. «“Ya están las negociaciones para volver a sentarnos la semana que viene con las autoridades sanitarias de alto rango (secretario de Salud de Paraná), con las inquietudes y las exigencias; pero fuimos claros que se debe garantizar que las personas que ingresan tengan todos los cuidados”, expresó el funcionario en declaraciones radiales.

En la misma entrevista radial, Alarcón sostuvo la posición decisiva sobre el test negativo para ingresar a la provincia: “Como ministro fui claro: ¿Cómo vamos a exigir el pasaporte sanitario a los argentinos que quieren ingresar a Misiones y no a los que vienen de un país con la situación epidemiológica (como la que tiene) Brasil, aunque seguramente van a venir de otros lugares del mundo que ingresarán por ese país?”, se preguntó.

Alarcón, dijo que “en las conversaciones que hemos tenido con las autoridades de Foz de Iguazú, con las que empezamos a compartir lo que Misiones requiere para cuidar la salud de los misioneros y los visitantes, fue claro nuestro aporte para que realmente se garantice -sin ningún tipo de negociación- el pasaporte sanitario. Es decir que se debe presentar el carnet de vacunación y el test negativo de COVID-19 que incluso se lo requerimos en charlas y en consenso al Duty Free Shop”.

En ese sentido, el titular de la cartera sanitaria provincial admitió que en el último encuentro virtual del que también participó el ministro de Turismo, José María Arrúa, “Las autoridades brasileñas pidieron flexibilizar el pasaje, aduciendo que tienen un alto porcentaje de vacunación. Y así justificaron la posibilidad de ningún tipo de restricción y que se pase libremente. Pero tenemos una ley en Misiones que exige el test COVID negativo, como beneficio para todos (para ellos, para los trabajadores del Duty, del Parque Nacional, del turismo, etc)”.

Nuevo encuentro en días más

Respecto a las negociaciones con la Casa Rosada para que  se apruebe el protocolo que fue remitido hace 20 días por Misiones, Alarcón señaló que “estamos con idas y vueltas, enviando los pedidos y protocolos para que ellos sigan evaluando y no tenemos la certeza de cuándo, cómo y dentro de lo que queremos, que es un corredor turístico”.

El funcionario contó además que “la última propuesta que nos hicieron desde Nación, es el ingreso de los varados argentinos en otra parte del mundo, que no reunían la condición de turistas. Misiones no está en condiciones de aceptar, en este momento, este tipo de apertura”.

También recordó que al momento de remitir el decreto del gobernador Oscar Herrera Ahuad (conteniendo la propuesta que se hizo a la Nación) se incluyeron a «los varados». «Está totalmente incluido, pero si no es corredor turístico no tiene sentido”, aseveró.

Queremos que la apertura sea una fortaleza para la gente de Iguazú para un aumento del turismo y económico con beneficios de la apertura y no solamente duplicar lo que hoy mueve Ezeiza”, reiteró enfático el titular de la cartera sanitaria misionera.

Misiones tenía confianza que la habilitación del corredor se iba a producir en las primeras semanas de septiembre, conjuntamente con Mendoza-Chile y Buenos Aires con Uruguay.

Consultado el Ministro sobre la posible fecha en la cual se produzca la apertura del corredor Puerto Iguazú-Foz de Iguazú, explicó que “estaba pensado para estos días pero estamos esperando la resolución del Gobierno nacional y volvimos a presentar todo de nuevo, con lo que nosotros creemos que es beneficios para la provincia”.

En Misiones tenemos toda la logística para el control sanitario en el paso fronterizo y, si se abriera mañana, estamos preparados”, afirmó Oscar Alarcón respecto a los preparativos.

Total Page Visits: 42 - Today Page Visits: 1