El dólar oficial está clavado o se mueve muy poco y actualmente ronda los 108 pesos. ¿Pero quiénes pueden acceder a ellos? Solamente los importadores y algunas empresas que deben pagar deudas en el exterior o girar utilidades.

Para el Banco Central hace tiempo que las importaciones de la Argentina son mayores de lo que deberían ser para este nivel de actividad económica. El titular del Banco Central, Miguel Pesce, lo admitió públicamente a fin del año pasado.

En otras palabras, hay muchos individuos o empresas que quieren aprovechar el dolar a 108 pesos (100% de brecha con el dólar blue o contado con liquidación) y están tratando de importar.

En ese contexto, el Banco Central decidió unirse al comité que dice quién puede importar y quién no. Algo así como decir: “Vos si, vos no”.

Hoy se anunció oficialmente que el Banco Central de la República Argentina se incorporará al Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), donde ya participaban el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matíuas Kulfas, y la Administración Federal de Ingresos Públicos, que está a cargo de Mercedes Marcó del Pont.

Pero el BCRA no le va a poner “bolilla negra” a aquellos pedidos de importadores que considere innecesarios, irrelevantes o que deben esperar por el simple hecho de que la Argentina debe elegir qué le conviene importar y qué no.

La entidad monetaria simplemente se reservará el papel de definir, quiénes acceden en forma inmediata a las divisas baratas y quiénes deberán acceder pero aguardando hasta 180 días. El BCRA tendrá la posibilidad de asignar una categoría específica para los que buscan acceder al dólar oficial.

La decisión fue aprobada por el Directorio del BCRA, que también dispuso mantener hasta fin de año las condiciones de acceso al mercado aplicables a pagos de importaciones, la conformidad previa para cursar pagos de endeudamientos financieros del exterior con acreedores vinculados y las normas en materia de refinanciación de pasivos externos.

“El BCRA asignará a las SIMI una categoría A, que mantiene para las operaciones asociadas el mismo tratamiento que hasta la fecha, y una categoría B, que conlleva que las importaciones de bienes asociadas deban ser financiadas como mínimo a un plazo de 180 días corridos a contar desde el registro del ingreso aduanero de los bienes a la República Argentina”, señaló la entidad en un comunicado.

O sea, el BCRA dará acceso inmediato a los dólares oficiales para algunas importaciones y para otras, el importador deberá pactar un plazo de seis meses con su proveedor o vendedor.

Asimismo, se dejó en claro que la participación del BCRA se limitará a la asignación de una categoría, A o B, que define el mecanismo de acceso al mercado para el importador que obtuvo el permiso correspondiente.

Fuentes del BCRA afirmaron que su intervención no traba ningún pago, sino que solo ordena qué va por la vía rápida y qué necesita financiación. “Es a la vez una garantía para los sectores importadores de que están los dólares”, agregaron, en declaraciones publicadas por el diario La Nación.

Total Page Visits: 16 - Today Page Visits: 1